Si estás leyendo este artículo puede ser porque:

  • Estás buscando algo de inspiración para cambiar tu vida (el sueño de muchas personas).
  • La idea de crear tu propia tienda online ronda tu cabeza desde hace algún tiempo, pero tienes muchas dudas o no sabes por dónde comenzar.

En cualquier caso, ¡estás en buen camino!

Pero, ¿cuál es el interés de lanzarse a la aventura del e-commerce?

Antes de entrar de lleno en el tema, es posible que aún tengas dudas sobre la estabilidad de un proyecto tan grande, o de tu capacidad de liderarlo. Es normal, es un gran paso que estás a punto de dar. Pero sobre todo es una gran oportunidad para conseguir en la vida lo que tanto deseas.

¿Necesitas recordar tus motivos? Veamos juntos las razones para dar el paso…

Solo hay una persona responsable: TÚ

Si estás acostumbrado a un salario, a tener un jefe, sabes que esto es… ¡frustrante!

Tener que justificarte por lo que haces varias veces a lo largo del día, realizar una tarea sin rechistar, y al momento de pedir un aumento de sueldo solo escucharás “lo siento, pero este año la crisis nos obliga a cancelar todos los aumentos”. Todo esto, lo conoces ya…

Pero tú solo deseas una cosa: decir ¡YA BASTA! No eres una máquina y también tienes derecho al reconocimiento. Ver que tu jefe se lleva el mérito de todo tu trabajo, no puede ser más desmotivador, ¿no crees?.

Creando tu propio e-commerce, habrás ganado todo: la libertad de tomar tus propias decisiones, el reconocimiento de tu verdadero valor cuando tu facturación aumente, el orgullo de cosechar el fruto de tu trabajo.

La libertad de trabajar cuándo y dónde tú quieras

Al abrir tu tienda online, dirás adiós a tu rutina diaria, a la rutina de trabajo-casa casa-trabajo. Se acabarán los horarios controlados minuto a minuto. Eres libre de elegir cuando trabajar.

¿Eres más productivo por la mañana? ¿Tienes hijos y necesitas tener las tardes libre? ¿Prefieres trabajar por la noche? No hay problema, tú eres quien va organizar tu tiempo de trabajo para que sea él quien se adapte a tus necesidades y no al revés.

Si hablamos del lugar de trabajo ideal… ¿Estás obligado a encerrarte en un despacho para realizar tu actividad? Para nada! Al contrario, es una de las mayores ventajas del mundo digital. Puedes trabajar desde cualquier lugar.

Eso sí, es importante cumplir con estas 2 condiciones: tener un ordenador portátil y una buena conexión a internet. Pero eso es todo.

Además, si tu empresa te lo permite, puedes pasar unos días en un lugar paradisiaco y organizar el día entre el trabajo y el relax. Bueno, no te voy a mentir, si estás en un lugar paradisiaco necesitarás mucha motivación para trabajar, pero en cualquier caso, ya tendrás el lujo de poder elegir.

Hay un enorme mercado por descubrir

Si tener tu propia tienda online está en tus proyectos, quizás es porque ya has visto el potencial del mercado digital. Si no es el caso, puedo decirte: ¡es enorme!

Te lo daré en cifras para que te hagas una idea más clara: 81.7 millones de euros, esta es la cifra alcanzada del comercio electrónico en 2017. Un incremento del 14% en un año, y del 300% en 10 años.

Impresionante, ¿no crees?. Y aquí no termina, ya que las previsiones para 2019 son aún mayores. La ganancias del e-commerce podrán pasar la barrera de los 100 millones.

Vale, quizás tus ambiciones no llegan tan lejos. Pero imagínate poder beneficiarte de una pequeña parte de este gran pastel, no estaría nada mal, ¿no?

De hecho, si solo nos “limitamos” al mercado español, ya son más de 43 millones de usuarios de internet. Esta es una gran audiencia para tu tienda online, ya que a diferencia de una tienda tradicional en la calle, tu área de captación no tiene límites. ¡Mucho mercado que aprovechar!

tener una tienda en internet

El potencial del mercado digital es enorme

 

Abrir una tienda online: ¿por dónde comenzar?

Bien, ahora que ya te he dado varias razones para motivarte, ¿cómo empezar? Aquí están los puntos clave para trabajar desde hoy:

Identifica el producto que vas a vender y encuentra un proveedor

Tener bastante motivación ya es un elemento importante, debido al trabajo que vas a tener. Pero sin tener idea del producto, esto se complica …

¿Tienes una pasión? ¿algún deporte favorito? ¿y si combinas negocios con placer, vendiendo productos relacionados con tu actividad favorita? Si es lo tuyo, es probable que también lo sea para otras personas.

Además, la ventaja significativa es que hablar sobre productos que conoces o dominas es el doble de motivador. También es más fácil vender un producto cuando estás convencido de sus beneficios, ¿verdad?

¿Y si tu inspiración está bloqueada? ¿O bien tienes algo en mente, pero dudas de las capacidades de ese producto para atraer clientes? Quédate tranquilo desde ya.

Lo bueno de internet, es que el mercado es tan grande que se puede vender casi cualquier cosa dentro de la legalidad, claro. Digo “casi cualquier cosa” porque el producto que estás pensando vender debe cumplir unos requisitos del comercio electrónico.

Este es un resumen de las cualidades ideales de un producto para ser vendido en una tienda online:

  • Pequeño y ligero
  • Atemporal (para evitar la pérdida de su potencial en un momento dado)
  • Consumible (para que los clientes satisfechos lo recomienden)
  • Permite obtener un buen margen de beneficio
  • Genera contenido (tienes que hablar de él en tu sitio)
  • Satisface una necesidad real. Este criterio es importante y nos lleva al siguiente punto.

Realiza un estudio de mercado

Sí, tu producto sin duda es genial. Incluso puede que hayas encontrado ¡la gallina de los huevos de oro! Espero que sí.

Pero al realizar un estudio de mercado, sabrás si estás en el camino correcto o si al contrario, quizás es hora de cambiar de idea.

Define a tu cliente ideal

Se trata de identificar a tu cliente ideal.

Esa persona que tendrá más probabilidades de estar interesado en tus productos, de ser fiel y compartir con su entorno su interés en tu tienda online.

Estudia a tu cliente ideal para atraerlo

Una vez que hayas definido a tu cliente ideal, es hora de estudiarlo para averiguar en qué lugares de internet es más probable encontrarlo.

Así que es hora de jugar a los espías en las redes sociales y hacer una lista de todo lo que pueda animar a tu cliente ideal a visitar tu tienda online.

Encuentra el proveedor ideal…

… y sobre todo de confianza!

Tu proveedor tendrá muchas responsabilidades: cumplir las fechas de entrega, la calidad del producto, la calidad de la entrega, el servicio, etc.

Es por esto que debes encontrar un proveedor en el que tú puedas depositar toda tu confianza. Sin arriesgarte a pasar noches en vela estresado esperando que cumpla con su parte del trato.

Comprueba tu posicionamiento

En este punto tendrás que identificar el valor añadido que tu tienda online va a ofrecer, en comparación con la competencia.

Para ello, vas a enumerar las fortalezas y debilidades de otros vendedores en tu mercado y buscar los detalles (a veces pequeños) que marcarán la diferencia.

Haz presupuestos para todo

Es bastante lógico, ningún proyecto es viable sin un presupuesto perfectamente estudiado.

Pero ¡cuidado! No cometas el error de limitar el presupuesto para la creación de tu web. A esto también debes sumar la publicidad y la compra de las mercancía.

Esto es para la parte puramente financiera.

Además, debes pensar en asignar un presupuesto de tiempo.

Pero ¿qué tiene que ver el tiempo en la parte del presupuesto? Sí, parece un poco raro, pero me explico…

El tiempo es un factor importante a tefner en cuenta, ya que es el que va a determinar la fecha límite de tus objetivos. ¿Quieres subir 3.000 publicaciones? ¿Cuánto tiempo necesitas para escribirlos? ¿Quieres estar operativo para el mes de septiembre y estamos en mayo? ¿Cuánto tiempo necesitas para cada una de tus tareas?

La expresión “el tiempo es dinero”, tiene bastante sentido, ¿no crees?

crear un ecommerce

Toma nota de los consejos para que tu negocio despegue

 

Crear un e-commerce: las claves del éxito

En este apartado veremos algunos consejos que te ayudarán a qué tu sitio despegue rápidamente.

El nombre del dominio y la identidad visual

Fácil de recordar y decir, estas palabras deben definir la identidad de tu tienda online.

Tómate tu tiempo para pensarlo, porque una vez que la elijas, su identidad te seguirá por mucho tiempo y reflejará la personalidad de tu empresa.

Pero no me entiendas mal: incluso si es útil, sigue siendo secundario. No necesitas gastar todo tu dinero en gráficos o diseños de alta gama, menos aún antes de que ganes tus primeros euros en la venta de tus productos.

Puedes comenzar con un diseño simple pero efectivo. Pero nada te impide darle una segunda vida mejorándolo más adelante.

La elección de los proveedores de servicios

Ya lo he comentado en la sección de arriba, pero no es el único servicio que puedes delegar.

De hecho, te recomiendo que no te lances en solitario en esta aventura al querer gestionar toda la creación de tu web, a menos que seas un experto de la programación. Si este no es el caso, ganarás un tiempo valioso al encargar esta tarea a un freelance o una agencia.

Sé lo que estás pensando. ¿Este gasto es realmente útil? Podrías ahorrar mucho haciéndolo tú mismo. Sí tal vez sea así. Pero crear una web no te llevará 5 minutos. Además, esta tarea requiere algunas habilidades técnicas, y un pequeño fallo puede tener graves consecuencias en tu negocio.

Así que no descuides la elección de tus proveedores, el futuro de tu tienda online depende de ello.

Algunas personas optan por diseñar sus tiendas online utilizando plataformas especializadas y que tienen una infinidad de diseños a tu disposición. Estás páginas son de pago, pero la gran ventaja es que te ayudan a tener una página con un diseño profesional en poco tiempo. Además depende del plan que elijas puedes tener un servicio de asesoramiento de expertos.

Una de las páginas más conocidas para crear tu tienda online es Wix, y está disponible en español.

El contenido editorial

Tener una buena web, productos interesantes, un buen proveedor, ¡es genial! Aunque, eso no será suficiente para convencer a tus clientes de que te compren a ti y no a tu competencia.

No, con la variedad de tiendas online que hay, tendrás que destacar y llamar la atención.

¿Cómo?

Hay muchas maneras. Pero es mejor centrarte en lo que más les interesa a tus clientes, y que será el centro de tu negocio: tus productos.

Una de las razones que puede hacer dudar al posible cliente en muchas tiendas online, es la falta de información disponible: los datos técnicos, consejos de uso, aplicación, etc.

El cliente debe estar tranquilo y asegurarse de tomar la decisión correcta. Y a menudo (demasiado a menudo), los emprendedores web encuentran esto inútil y tienden a descuidar la información de los productos simplemente escribiendo dos líneas. ¿Resultado? Las ventas no despegan.

¿Ves a dónde quiero llegar? …. Sí, tendrás que dedicar tiempo para escribir la descripción de tus productos. Pero no te preocupes, no se trata de escribir una novela. No, se trata de tener un texto interesante que aporte un valor agregado real.

Las soluciones de pago

Es importante pensar en los medios de pago de tu tienda online con suficiente antelación por 2 razones:

  • La solución elegida depende en gran medida del cliente ideal de tu producto. Si tu producto está dirigido a gente joven, puedes incorporar tarjetas de crédito o débito, como muchos e-commerce. Además, hoy en día, hay muchas plataformas de pago que ofrecen un servicio seguro y confiable, y que los clientes adquieren fácilmente, como es el caso de PayPal.
  • Dependiendo de tu elección, los procedimientos bancarios pueden tomar algún tiempo. Es mejor anticiparse para tenerlo todo listo cuando inicies tu tienda online.

Las menciones legales

Sí, esto un rollo, es cierto, pero es obligatorio. Incluso puede llevarte a tener una multa en caso de olvido.

¿Sería una pena tener que gastar tu dinero incluso antes de que lo ganes? Así que, no descuides esta parte administrativa.

Además, no hay necesidad de molestarte tanto. Como este es un campo exclusivamente legal, no dudes en llamar a un experto para que te ayude a redactarlo, tendrás que pagar pero vale la pena, porque ahorrarás tiempo y estarás tranquilo de tener todo en orden.

La prueba final de tu tienda online

Esto es todo, estás cerca de la meta.

Tu web está lista para ser publicada en internet. ¿No puedes esperar? ¡Es normal!

Pero, ¿has comprobado todo?.

Cualquier problema que ocurre online puede arruinarlo todo rápidamente. Así que, ponte en el lugar de un cliente y tómate el tiempo para probar cada página. ¿Y por qué no pedirle a uno de tus familiares que simule un pedido? Otro punto de vista siempre es útil.

Conclusiones

Empezar cualquier proyecto siempre da un poquito de miedo. Hay muchas cosas nuevas, no sabemos por dónde empezar, no sabemos cómo nos va a ir. Hay tanta incertidumbre. Pero que nada de esto te frene.

Gracias a internet podemos encontrar herramientas que nos ayudarán en este camino, también hay mucha información al alcance de nuestras manos, y como te dije más arriba un mercado enorme que nos espera.

Toma nota de los consejos de este artículo para comenzar tu aventura, tu propia tienda online. Tu e-commerce te permitirá conseguir tus sueños.

Estos enlaces te serán útiles:

Fotos: Pixabay

17 Compartir
Compartir15
Twittear
Pin2