Ahorrar sin esfuerzo: trucos simples para aumentar tus ahorros sin renunciar a tus caprichos

Consejos prácticos para ahorrar sin esfuerzo

¿Te gustaría ahorrar más dinero pero sientes que renunciar a tus caprichos es la única forma de hacerlo? ¡No te preocupes! En este artículo, te compartiré 10 trucos simples que te ayudarán a aumentar tus ahorros sin tener que renunciar a todas esas cosas que te encantan. Prepárate para cambiar tu perspectiva financiera y comenzar a ahorrar sin esfuerzo (o casi) de una manera fácil y divertida.

Trucos simples para ahorrar sin esfuerzo

#1 Establece metas realistas

El primer paso para ahorrar sin esfuerzo es tener metas claras. ¿Quieres ahorrar para unas vacaciones, un nuevo móvil o simplemente tener un fondo de emergencia?

Define cuánto dinero quieres ahorrar y en qué plazo de tiempo. Al tener una meta específica en mente, te resultará más fácil mantenerte enfocado y motivado.

Por ejemplo, si quieres ahorrar 1000€ en seis meses, necesitarías guardar aproximadamente 167€ cada mes. Dividir tus metas en plazos más cortos te permitirá visualizar mejor tu progreso y mantenerte motivado.

2. Elige tus caprichos sabiamente

En lugar de privarte de todos tus caprichos, selecciona aquellos que realmente te brindan felicidad y renuncia a los que no sean tan importantes para ti. 

Por ejemplo, si te encanta disfrutar de un café comprado en una tienda todos los días, considera reducirlo a dos o tres veces por semana.

3. Automatiza tus ahorros

La automatización es tu aliada cuando se trata de ahorrar sin esfuerzo. Configura una transferencia automática desde tu cuenta corriente a una cuenta de ahorros cada vez que recibas tu salario. De esta manera, el dinero se apartará antes de que puedas gastarlo, y no tendrás que preocuparte por hacerlo manualmente.

Si por ejemplo, recibes un salario de 1000€ al mes, puedes programar una transferencia automática de 100€ a tu cuenta de ahorros (10% de tus ingresos). Esto te permitirá ahorrar 1200€ al año sin apenas darte cuenta.

Consejo práctico: Si no puedes permitirte ahorrar una gran cantidad de dinero cada mes, comienza con una cantidad más pequeña y ve aumentando gradualmente a medida que te sientas más cómodo.

4. Practica el ahorro invisible

El ahorro invisible consiste en ahorrar dinero sin que lo notes en tu vida diaria. Por ejemplo, puedes optar por comprar marcas de productos más económicas, comparar precios antes de hacer una compra o utilizar cupones de descuento. Pequeñas acciones como estas pueden suponer grandes ahorros a largo plazo.

Consejo práctico: Descarga aplicaciones móviles que te ayuden a encontrar las mejores ofertas y descuentos en tus compras habituales como Chollometro o Gelt

5. Aprovecha las ventajas de la tecnología para ahorrar sin esfuerzo

Hay muchas aplicaciones móviles que te ayudarán a ahorrar sin esfuerzo. Algunas de ellas te permiten redondear tus compras al euro más cercano y guardar la diferencia (Goin). Otras te permiten recuperar dinero por tus compras online con el cashback. (iGraal o Beruby) Y otras te muestran formas de ahorrar en tus gastos diarios.

Consejo práctico: Prueba diferentes aplicaciones y encuentra la que mejor se adapte a tus necesidades. En las app de cashback puedes comparar cual te devuelve más en esa compra y usar esa app.

Ahorra sin esfuerzo usando las apps que se adapten a tu estilo de vida

6. Reduce gastos innecesarios

Todos tenemos gastos innecesarios que podemos reducir. Analiza tus gastos mensuales y encuentra áreas en las que puedas recortar. Por ejemplo, cancela suscripciones que no utilizas, evita comer fuera con frecuencia o busca maneras más económicas de entretenerte.

Muchas personas tienen suscripciones mensuales, si cancelas una de 10 euros que no utilizas, estarás ahorrando 120 euros al año. ¡Ese dinero puede ser utilizado para algo que realmente te interese!

Consejo práctico: Haz una lista de tus gastos mensuales y clasifícalos en «necesarios» y «no necesarios». Identifica los no necesarios y encuentra alternativas más económicas o elimínalos por completo.

7. Comparte gastos y ahorra sin esfuerzo

En relación al consejo anterior, una de las formas de ahorrar más sin esfuerzo es compartiendo con gastos. 

Si tienes amigos o familiares con los que compartes intereses o necesidades, considera la posibilidad de comprar en conjunto. Por ejemplo, podrían compartir los gastos de un servicio de streaming o hacer compras a granel para obtener mejores precios.

Consejo práctico: Piensa en la posibilidad de tener cuentas compartidas de plataformas de streaming, música, etc. por ejemplo en Netflix, Spotify.

8. Vende lo que no necesitas

Ahorrar no se trata solo de no gastar, sino de tener una buena organización de nuestros recursos. Por eso, si miras a tu alrededor seguro te encuentras con algunas cosas que ya no utilizas y que se encuentran en buen estado. 

Vendiendo aquellos objetos que ya no utilizas y que podrían tener valor para otras personas, estarás obteniendo dinero para aumentar tus ahorros sin apenas esfuerzo.

Consejo práctico: podrías organizar un mercadillo con tus amigos o vecinos, o utilizar plataformas en línea para vender tus artículos usados como Vinted o Wallapop, que son las más conocidas en España.

¡Podrías ganar dinero extra mientras liberas espacio en tu hogar!

Vender ropa usada
Vendo lo que no usas y ahorra lo que obtienes.

9. Aumenta tus ingresos de manera creativa

Además de vender lo que no usas, puedes buscar otras formas creativas de aumentar tus ingresos. Por ejemplo, si tienes habilidades artísticas, puedes vender tus creaciones en línea o en ferias locales. 

Si eres bueno en algo, como la fotografía o la escritura, puedes ofrecer tus servicios como freelancer y ganar dinero extra. También puedes aprovechar plataformas de economía colaborativa para obtener ingresos adicionales, como alquilar una habitación en tu casa o realizar tareas de entrega. 

Buscar oportunidades para aumentar tus ingresos te permitirá acelerar tus metas de ahorro y te ayudará a disfrutar aún más de tus caprichos sin afectar tu presupuesto.

10. Celebra tus logros para mantener la motivación

Por último, pero no menos importante, reconoce y celebra cada pequeño paso que das hacia tus metas de ahorro. Recompénsate con algo que te guste sin excederte en gastos, claro. 

Esto te motivará a seguir ahorrando y te recordará que mejorar tus finanzas personales puede ser un proceso gratificante.

Te puede interesar:

Recuerda, ahorrar no tiene que ser una tarea tediosa y deprimente. Con estos trucos simples y prácticos, puedes aumentar tus ahorros sin renunciar a tus caprichos. Recuerda que cada pequeño ahorro cuenta y te acerca más a tus metas financieras. ¡Empieza hoy mismo y verás cómo tus ahorros crecen sin esfuerzo!

Fotos: Pixabay

¡Dale un impulso a tus finanzas personales con nuestros RECURSOS GRATUITOS!
Novedades del blog
Buscar otro tema

¿Te ha gustado este contenido?. Compártelo.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.