¿No sabes a dónde va el dinero que ganas cada mes? ¿Quieres tener controlados tus gastos? ¿Quieres aumentar tus ahorros?

En este artículo te voy a hablar de la regla 50/20/30, un método pensado para distribuir tu dinero cada mes entre gastos y ahorros. Verás que es un modelo sencillo pero con el que claramente obtendrás resultados y cada mes verás crecer tu colchón financiero.

Es importante organizar tu dinero

Cada mes tienes que realizar un trabajo para recibir un salario. Este salario te lo has merecido, te ha costado ganarlo así que me imagino que no querrás que llegue a tus manos y se esfume como el humo, ¿verdad? Es por eso que organizar tu dinero cada mes te ayudará a conocer como lo estás usando.

La organización de nuestro dinero es importante, no solo para los millonarios, sino para todos. Porque todos tenemos unos objetivos financieros que queremos cumplir, pero para ello hay que saber usar el dinero que ingresamos.

Evidentemente hay distintos métodos, modelos o estrategias de distribución del dinero, en este artículo te presento la regla 50/20/30 pensada para incrementar tus ahorros, si ese es tu objetivo.

La regla 50/20/30

Esta es una estrategia de distribución del dinero que te permite ahorrar cada mes sin sacrificar tus gastos personales.

La idea principal es distribuir tu salario en porcentajes, con distintos objetivos. En este caso tendrías tres grupos: 50% a gastos básicos, 20% a ahorros y 30% a gastos personales. Más a bajo te explico cada partida.

En qué consiste la regla 50/20/30

Este método es muy sencillo. El dinero que ingresamos cada mes lo repartimos en 3 grupos por porcentajes:

50 % destinado a gastos básicos o necesarios

Cada mes tenemos que hacer frente al pago de diferentes facturas que son necesarias para nuestro día a día, es por esto que la mayor parte de nuestros ingresos se irán a esta partida.

¿Qué gastos? alquiler o hipoteca, electricidad, agua, internet, teléfono, la compra de alimentos, seguros, etc.

Es posible que cuando hayas pagado todas estas facturas te sobre dinero, si es así, ¡mejor! Pero espera, no te vayas a gastar ese dinero, sino que lo vas a sumar al siguiente porcentaje.

20 % destinado a ahorros

Ahora que ya te has asegurado de que tus necesidades básicas están cubiertas, es momento de poner dinero en tu colchón financiero. Este que te permitirá hacer frente a posibles imprevistos.

¿Qué imprevistos? La avería del coche, un electrodoméstico estropeado, las gafas de tu hijo que se han roto, etc.… cualquier gasto con el que no contabas.

Si no hay imprevistos, mucho mejor! Puedes ir creando tu colchón financiero o pensar en futuras inversiones o para tu jubilación.

30 % destinados a gastos personales

Organizar nuestro dinero no quiere decir que no podamos gastarlo en nuestras cosas. Para eso es este porcentaje.

En estos gastos puedes incluir las entradas al cine, las entradas de un concierto, los regalos de cumpleaños, las nuevas zapatillas que quieres comprarte, etc. …

Por supuesto que no tienes la obligación de gastar todo este dinero, si algún mes te sobra dinero de tus gastos personales súmalo a tus ahorros.

aprende a distribuir el dinero

Aprende a gastar tu dinero para cumplir con tus objetivos financieros

No puedo ahorrar “tanto”

Ya te dije, esta estrategia esta pensada para incrementar tus ahorros. Pero si aún así esos 20% de tus ingresos te parece mucho, piensa que antes ya has cubierto tus necesidades básicas, podrías permitírtelo.

Vale, sigues creyendo que es demasiado. Lo que vas a hacer es revisar tus gastos personales, quizás es aquí en donde hay gastos que se pueden reducir.

Tranquilo que no te estoy diciendo que debes renunciar a tus pequeños placeres de la vida. Pero sí vamos a revisar cada uno de los gastos personales y fijarnos por ejemplo en los gastos hormiga, y pensar en cómo podemos reducirlos o evitarlos.

Quizás te parece demasiado porque ¿aún no tienes el hábito de ahorrar? Si es así, tranquilo hay otros fórmulas que quizás te hacen sentir más cómodo.

Otros formas de distribuir el dinero

Esta no es la única estrategia que puedes aplicar, y que te hable de ella no quiere decir que sea la mejor entre todas.

Existen distintos métodos de distribución del dinero. Por ejemplo, si tu plan además de ahorrar es invertir quizás te conviene alguno de estos modelos:

  • 10% ahorros, 20 % inversión y 70% gastos
  • 15% ahorros, 15% inversión y 70% gastos
  • 50% gastos básicos, 10% ahorro, 10% inversión, 30% gastos personales
  • 60% gastos básicos, 10% ahorro (colchón financiero), 10% ahorro (con un objetivo), 20% gastos personales

Encuentra la forma que mejor se adapte a tu forma de vida, puede ser alguna que te he propuesto o puedes hacer combinaciones de porcentajes según tus objetivos.

Consejos

  • Establece tus objetivos financieros. Al tener un propósito claro, la idea de ahorro se te hará más fácil.
  • Si tu objetivo es ahorrar, lo primero que deberías hacer es destinar el porcentaje de tus ingresos a esto. Un truco es programa transferencias mensuales automáticas hacia tu cuenta de ahorro.
  • Piensa en destinar un porcentaje de tus ingresos a tu formación. Es importante invertir en ti.
  • Revisa los gastos hormiga que se están llevando tu sueldo sin que te des cuenta.
  • Si tienes deudas (tarjetas de crédito, préstamos de consumo, etc. ) tu primer objetivo debería ser cancelarlas. Destina parte de tu ahorro para ello y una vez que lo consigas empieza a aumentar tu colchón financiero.
  • De vez en cuando concédete un capricho. Es importante ahorrar, pero también es importante tu felicidad.
  • Para gestionar tu dinero puedes ayudarte de una aplicación de finanzas personales, o hacerlo con una tabla de Excel.
  • Busca nuevos métodos para ganar dinero extra que te ayuden con alguna factura o para destinarlo a tus ahorros.

Conclusiones

Para muchas personas llegar a fin de mes es todo un reto, y hablar de ahorrar es imposible. Si estás buscando una estrategia para empezar a distribuir tu dinero y/o ahorrar, te recomiendo que sigas aquella que te haga sentir más cómodo porque así será más fácil que continúes y no abandones al poco tiempo de empezar.

Si adquieres el hábito de gestionar tus cuentas, aprenderás a gastar tu dinero de la mejor forma para cubrir tus necesidades y ahorrar, sin dejar de hacer las cosas que más te gustan. En este artículo te he propuesto un modelo de distribución de dinero, pero puedes adaptarlo según tu salario y tus objetivos financieros.

Y tú, ¿qué estrategia o modelo de distribución de dinero sigues? ¿que te parece esta regla 50/20/30?

11 Compartir
Compartir9
Twittear
Pin2
WhatsApp
Compartir