Sabes qué son los ingresos pasivos, pero ¿necesitas ejemplos concretos? ¿Te gustaría saber cuáles de ellos son más apropiados para ti? Si este es tu caso, te invito a leer este artículo, en el que te presento 19 ideas de ingresos pasivos y te guío para que reconozcas las mejores para ti. Además haré un repaso para recordar qué son ingresos pasivos y te enseñaré ejemplos inspiradores.

Aquí debajo encontrarás un índice con los temas a tratar:

¿Qué son los ingresos pasivos y cómo crearlos?

La gente que estudia finanzas asocia la palabra “pasivo” con las deudas. Hoy conversaba con un amigo ingeniero y le conté que estaba escribiendo este artículo. “¿Ingresos pasivos?”, me dijo extrañado. Lo que él no sabía es que el término tiene aquí un sentido distinto.

Un ingreso pasivo es aquel que se consigue sin tener que esforzarse. De ahí “pasivo”, que proviene de pasividad. Es aquella entrada de dinero que se consigue sin trabajar, es decir, pasivamente.

¡Pero, cuidado! No estoy diciendo que nunca debas esforzarte.

El dueño de un negocio, primero tuvo que crear su empresa y esperar su consolidación. Sólo después de esto, podría descansar y recibir sus ganancias. El caso es distinto para quien trabaja a cambio de sueldo. Ahí hay un ingreso activo. Se debe realizar una actividad, a cambio de la cual se paga.

Como dice Steve Pavlina “la diferencia entre un ingreso activo y uno pasivo, es que el primero se puede traducir como: <<Intercambiar tu tiempo por dinero>> (…) Un ingreso pasivo lo estructuras una vez y en adelante lo recibes cada cierto periodo de tiempo”. (Estas palabras las recoge Juan Sebastián Celis en su blog).

De acuerdo con Pavlina el ingreso pasivo “lo estructuras una vez”. Pero, para que esto resulte tienes que dar algo. Nada es gratis en la vida.

En su ebook “100 ideas de ingresos pasivos”, Claudio Olmedo dice que hace falta “pagar el precio” para conseguir esta forma de ingresos: “(…) Las personas que están dispuestas a pagar el precio, no sólo en cuanto a dinero, sino que en tiempo, energía, costo de oportunidad, (…) sacrificios personales, etc., son capaces de hacer lo que quieran en su vida”.

Supongamos que tú ya “estructuraste” todo y “pagaste el precio”. Es decir, estudiaste lo que tenías que estudiar, sacaste los papeles que tenías que sacar e invertiste lo que había que invertir.

¿Después, todo funciona por arte de magia? No. Luego de eso debes crear un sistema que te permita recibir dinero en modo automático.

Entonces, ¿ cómo conseguirlo ?

Te lo explicaré con un ejemplo. Supongamos que te das cuenta que hay un terreno vacío, justo en un lugar con mucho tráfico y difícil para aparcar. Entonces se te ocurre instalar un estacionamiento.

Una vez que lo estructuraste y pagaste el precio (visitar el lugar, conseguir financiamiento, averiguar quién es el dueño, comprar el terreno, empezar y terminar la construcción, etc.) deberás hacer que funcione.

Para esto tendrás que contratar personal para: abrir y cerrar el estacionamiento, cobrar, vigilar, llevar la contabilidad, etc.

De este modo, el estacionamiento se abrirá al público, el dinero se administrará y la parte que corresponde llegará a ti, sin que hayas tenido que esforzarte. Esto es un sistema.

Ahora, puede que me digas: “Jimena, yo trabajo y no tengo tiempo, ¿cómo lo hago entonces? ¿Debo renunciar a mi trabajo?”.

Frente a esto te diría dos cosas. Lo primero es que te invitaría a reconsiderar la frase “no tengo tiempo”. Esta es un autoengaño. Aquí te explico por qué.

En segundo lugar, te invitaría a crear el tiempo. Puedes aprovechar los momentos en que no estés trabajando, aquellos en los que no tengas responsabilidades o cuando estás “vagando” por las redes sociales.

Puedes dedicar algún momento del fin de semana. No te digo que todo el fin de semana, pero puede ser una tarde del sábado, por ejemplo.

“Pero, eso implica dejar de descansar”. Si pensaste esto, te animaría a considerar lo que puedes ganar. No te digo que dejes todo tu tiempo libre, pero pregúntate, ¿te gustaría saber que mientras duermes te están pagando? ¿No crees que el sacrificio vale la pena?

Creo que con esto es más que suficiente. Si necesitas profundizar más acerca de ingresos pasivos, te recomiendo que leas este artículo que escribí anteriormente.

ingresos pasivos ideas

Descubre cuál de estas 19 ideas de ingresos pasivos es perfecta para ti 😉

19 ideas de ingresos pasivos y cómo reconocer cuál es para ti

Antes de darte a conocer las 19 ideas, responderé la otra pregunta importante que te prometí:

¿Cómo saber cuál la mejor idea es para ti?

Ya sabes que generar ingresos pasivos significa esfuerzo. Esto es: tiempo, dinero y energía. Vimos que para hacer un estacionamiento se necesitan: días, semanas o meses (tiempo), moverse (energía) y gastar (dinero).

No querrás que tu tiempo, energía y dinero estén mal invertidos. ¿Qué se requiere entonces para que esta clase de entrada sea sólida? Observando la experiencia de gente exitosa, Robert Kiyosaki aconseja lo siguiente: enfocarse.

Si intentas hacer demasiadas cosas, difícilmente podrás dominarlas todas ni dedicarle el suficiente tiempo y energía a todas por igual. Por eso, enfocarte es la clave. Si pones tu atención en una dirección, podrás optimizar tu energía y hacer mejor uso de tu tiempo.

Además, conviene dedicar el tiempo a algo que te gusta. Piensa en algo que no te gusta hacer, pero que lo haces sólo porque ves una oportunidad de negocio. ¿Eso lo hará más agradable?

Imagínate, en cambio, haciendo algo que te guste. ¿No es ya de por sí genial dedicarle tiempo? ¿Y que además eso te dé dinero sin tener que trabajar? Es como para sentir que se trata de una buena inversión.

Si me preguntas de nuevo, entonces, cómo reconocer cuál es ingreso pasivo, te aconsejaría explorar cuál es el que más te gusta y que te enfoques en ese.

Por eso te dejo aquí 19 ideas, divididas en 4 áreas. Cada una de ellas tiene que ver con un tipo de realidad o un tipo de preferencia, que podría estar relacionada contigo o no. Las escogí para hacerte más fácil la búsqueda personal.

Igualmente, te sugiero que aprendas a conocerte. No hay mejor inversión posible y te ayudará a tomar las mejores decisiones en cualquier ámbito.

Quieres ingresos pasivos y tienes capital

Si se da el caso que posees capital, tienes muchas opciones. Por capital me refiero no sólo a una suma grande de dinero, sino también a algún bien que puedas sacarle provecho.

¿Y qué pasa si no poseo el capital, pero me gusta alguna de estas opciones? Entonces, no te desanimes. Esfuérzate por conseguirlo, persiste y con tiempo y paciencia podrás tenerlo 😉.

1. Alquilar propiedades

Este es uno de los caminos más tradicionales. Si ya tienes una propiedad y vas a mudarte, no tienes por qué venderla, si no es necesario. Puedes arrendarla y así mientras alguien vive bajo tu techo, tú ganas dinero.

Si no tienes un bien raíz, puedes comprarlo. No necesitas dar todo tu capital. Lo común es pagar un adelanto y la mayor parte financiarla con un crédito hipotecario. Lo mejor es que la deuda con el banco se salda con el arriendo, es decir, tu propiedad se paga sola, y por lo general siempre queda un resto a tu favor.

2. Arrendar tu trastero o bodega

Una amiga me contó que la bodega de su apartamento ya no le servía, de hecho sólo estaba guardando cosas que se estaban pudriendo y que ya no necesitaba. ¿Te suena conocido? ¿Tu bodega no te resulta un espacio útil? ¡Entonces hazla trabajar para ti!

Aunque tú no la requieras, hay personas que no tienen donde guardar sus cosas y adivina qué. Están dispuestas a pagar por ello.

Te recomiendo que esto lo hagas sólo si el apartamento es de tu propiedad, porque así puedes ampararte en un contrato, no vaya a suceder que tu arrendatario no te pague y no tengas respaldo.

3. Alquilar una habitación

En muchas ciudades del mundo llegan estudiantes a las universidades. Ellos no están en condiciones de pagar el alquiler de un apartamento. Entonces buscan otras alternativas más económicas, como simplemente alquilar una habitación.

Si tú tienes espacio disponible, podrías aprovechar de hacer dinero en vez de no usar la habitación.

No te sugiero que hagas esto si tienes contrato de alquiler. Podrías tener problemas legales.

4. Invertir dinero en empresa a cambio de participación

Si tienes capital y no te gustan las alternativas anteriores, puedes invertir en una empresa, a cambio de un porcentaje de sus ganancias. Este porcentaje será proporcional al aporte realizado.

Por una parte ganan ellos, porque reciben financiamiento. Por otra, te beneficias tú, porque generas retorno sobre la inversión.

Esta idea es sugerida por Agustín Grau en “50 ingresos pasivos para comenzar a ser libre desde ya”. Si te interesó, te sugiero este artículo, también recomendado en ese ebook.

5. Ser dueño de negocio

Antes de contarte acerca de esto, es importante tener claridad acerca algo. Cuando se dice “dueño de negocio”, mucha gente se imagina al típico empresario trabajador. No es de lo que se trata aquí.

Un empresario es alguien que creó su producto/servicio y ahora puede trabajar gracias a eso. Es lo que Robert Kiyosaki llamaría un “autoempleado”.

Un dueño de negocio, según el mismo Kiyosaki, es una persona que creó una empresa, la hizo surgir y después sólo se preocupa de recibir las ganancias.

Para eso, crea una estructura de personal que le permite cobrar, mientras él vive su vida. El sistema trabaja para él. Interesante, ¿no?

6. Crear una franquicia

¿Ya tienes un negocio? ¿Sabías que puedes replicarlo en muchos lugares sin gastar? ¿Y además ser remunerado por eso? ¿Cómo se hace esto?

Para eso existen las franquicias. Si ya tienes un modelo de negocio probado, vendes a otro el derecho a comercializar tu marca, tu modelo, tus productos.

Tú recibes dinero de sus esfuerzos y les ahorras a ellos crear algo desde cero. Asimismo, les permites que se beneficien del prestigio de tu marca.

Te recomiendo hacer esto asesorado, como se sugiere en este artículo de Entrepreneur.com.

7. Membresía

Si tienes un servicio o producto y clientes regulares, puedes ofrecerles condiciones preferenciales, por lo cual ellos te hacen un pago mensual.

Por ejemplo, Amazon Prime ofrece una serie privilegios: envíos rápidos y gratis, acceso a películas y series con Prime Video. Esto es una membresía.

Caso de éxito en franquicias: Ray Kroc

Las franquicias son un muy buen negocio. Bien lo sabe Ray Kroc, quien terminó por dar fama mundial a Mc Donald’s.

Hoy Mc Donald’s sigue siendo uno de los líderes mundiales en el negocio de las franquicias. Eso lo atestigua este artículo de La Vanguardia.com.

Quieres obtener ingresos pasivos y te gustan las ventas

Si te consideras un amante de las ventas, aquí tengo varias ideas que podrían serte útiles.

8. Curso online

¿Tienes conocimientos que entregar? ¿Lo que sabes puede aportar a la vida de otros? Entonces puedes crear un curso online. Esto lo haces una vez y después el curso se sigue vendiendo desde la web, te estés esforzando o pasando un momento agradable.

Resultará bien, si eres capaz de crear una audiencia específica a la cual dirigirte. La idea es que lo que enseñes ayude a otros. Nadie compra algo si no mejora su vida en algún aspecto. Si tú eres capaz de responder a lo que ellos necesitan, entonces van a comprarte.

Lo puedes hacer a través de plataformas como Hotmart, Tutellus e incluso Udemy.

No me detendré aquí en cómo atraer a tu público, pero puedes enterarte acerca de esto pinchando aquí.

9. Programa de afiliados: expandir tus ventas en Internet

¿Tienes productos en Internet? ¿Sabías que podrían venderse sin que tú o tu equipo hagan algo? ¿Y que gracias a Internet, esto puede ser en grande?

¿Cómo es esto posible? Así como tú querrás que se vendan tus productos online, existe gente que quisiera venderlos por ti. ¿Y por qué? Por dos cosas. Primero, porque esas personas conocen tu producto y les gustó. Además, les pagan una comisión.

Para esto les dan un link único, de modo que cuando generan una venta, el sistema lo detecta y les paga. Esas personas se llaman “referidos”.

Mientras tu producto es vendido por otros, tú ganas dinero sin “mover un músculo”.

Una plataforma muy conocida sobre programas de afiliados es Clickbank. Puedes enterarte más en este artículo.

10. Dropshipping

Otra forma de incrementar ventas, esta vez de productos físicos, es el dropshipping. Consiste en páginas web en los que se sube catálogos online de diversas tiendas.

Para esto, no tienes que hacer envíos ni contar con productos propios. Recibes comisiones por conectar a los vendedores con los consumidores, a través de tu web.

11. Crear un equipo de ventas

¿Llevas años en el área de ventas de una empresa? ¿Tienes buenos resultados, pero quieres más? Quizás es tiempo de dar un salto. Crear un equipo de ventas y liderarlo, puede ser lo que necesites.

La idea es reunir personas que estén empezando y transmitirles toda tu experiencia, para que tengan éxito. Por cada venta que ellos realicen, tú te llevas una comisión. De ese modo, ganas dinero con el trabajo de ellos.

Caso de éxito: Agustín Grau y sus cursos online

Agustín Grau ha vivido de ingresos pasivos por más de 20 años. Desde esa experiencia creó su página web, para ayudar a otros a tener sus mismos resultados. Por esto ha creado cursos online.

Dado que sus cursos aportan, se venden. Quienes compran se benefician con los conocimientos de Grau, mientras él lo hace con sus pagos.

Quieres generar ingresos pasivos y eres amante de Internet

¿Te apasiona Internet? De ser el caso, tienes un mundo de posibilidades. Aquí te dejo algunas ideas.

12.  Blogging y Google Adsense

¿Te gusta escribir? ¿Eres bueno en algún tema? ¿Tienes algo valiosísimo que aportar a los demás? Entonces tener un blog puede ser lo tuyo.

Es necesario considerar algunas cosas. Lo mismo que para un curso online, necesitas especializarte en un tema que te guste y crear una audiencia a la que soluciones problemas. De esa forma la gente querrá leer tus artículos.

¿Cómo esto genera ingresos? A través de Google Adsense. Con esta aplicación, Google se encarga de crear espacios publicitarios en tu sitio. El contenido de esa publicidad dependerá del tema que trates, para que sea afín con la gente que ingresa a leerte.

Cada vez que alguien hace click en esos anuncios, a ti te pagan. Aunque no es mucho lo que recibes por cada interacción, la suma mensual se vuelve conveniente, en la medida que esas acciones sean repetidas.

Al principio tendrás que trabajar mucho en tu blog. Pero si después de bastante esfuerzo, logras aparecer en los primeros resultados de los buscadores (Google, Yahoo, Bing), seguirás recibiendo visitas y pagos por click, aunque no trabajes.

Existen otras formas de monetizar un blog, en este artículo te cuento más.

13. Programa de afiliados: generar comisiones

Ya vimos cómo los programas de afiliados benefician a vendedores online y referidos, quienes reciben un link. Viéndolo ahora al revés, ¿no has pensado que tú podrías referir y generar comisiones por venta?

Puedes hacer esto compartiendo el link en tus redes sociales. También tienes la posibilidad de crear un sitio web.

Si este es el caso, tienes que trabajar en dos cosas: primero, en tener muchas visitas; segundo, en hacer atractivo el producto para los navegantes. Con estas dos cosas podrás vender mucho a través de simples clicks.

14. YouTube

Me refiero al negocio de los youtubers. Al igual que un blog (y un curso online) se requiere que domines un tema, que lo disfrutes y que tengas una audiencia.

Los videos los haces una vez y si son buenos, la gente seguirá interactuando con ellos. Si con el tiempo logras que tu canal tenga éxito en YouTube, después no tendrás que crear contenido con frecuencia (o no crearlo) y podrás dedicarte a cobrar por las visitas.

15. Crea una comunidad

Si eres experto en un tema y te encanta ayudar a otros, puedes crear una comunidad de contenido especializado y exclusivo. Por hacer esto cobras una mensualidad, dado el alto valor de lo que publicas.

Te recomiendo, antes, haberte consolidado. Ya sea como: youtuber, blogger,  cursos online, algún ebook, o incluso en dos o más de esas opciones.

16. Crear apps

“Pero, para eso necesito saber programación”. Vale, reconozco que eso podría serte útil. Aunque, ¿te cuento algo? Hoy no necesitas estos conocimientos para hacer apps. Puedes pagarle a gente especializada para que las hagan por ti. Estas personas se llaman “desarrolladores de apps”.

¿Cómo sacarle dinero a una app? Algo que se usa mucho es crear un servicio gratuito y útil. Después creas otra versión, pero con un servicio premium que agregue más valor y habrá gente dispuesta a pagar.

Otra forma sugerida por Agustín Grau, en su ebook “50 ingresos pasivos para comenzar a ser libre desde ya”, para rentabilizar una app, consiste en insertar publicidad.

Caso de éxito: Juan Sebastián Celis y su blog de desarrollo personal

Juan Sebastián Celis tiene un blog de desarrollo personal muy bien ponderado. Revisemos sus números: tiene más de 5 mil seguidores en Twitter, más 16 mil en Facebook y buenos rankings.

Tuvo que publicar mucho contenido al principio, según cuenta en su blog. Hoy, que ha ganado reconocimiento en la web, no necesita seguir escribiendo (o casi no) para ingresar dinero por esa vía.

Eres creativo y quieres generar ingresos pasivos

¿Eres creativo? ¿Te sientes artista? ¿Creíste que no habría espacio para ti en este artículo? Te tengo buenas noticias: pensé en ti también.

¿Cómo te puedes beneficiar de tus dones artísticos? A través del derecho de autor: creas algo una vez, lo multiplicas y dejas que se venda varias veces.

17. Fotografías en banco de fotos

Si eres bueno para tomar fotografías y esto te llena el corazón, entonces Internet puede ayudarte a ganar euros pasivamente.

Existen páginas como iStock y Shutterstock en las que puedes subir tus trabajos. Ahí acuden quienes necesitan fotos para sus sitios web o para su contenido escrito. Están dispuestos a pagar, a cambio de tener imágenes únicas y que enfaticen su mensaje.

A mayor profesionalismo de tus fotografías, mayor cantidad y más originalidad, más posibilidades tienes de ganar. Cada compra se te paga y mientras eso pasa, tú ya trabajaste.

En este artículo te cuento más sobre cómo puedes ganar dinero vendiendo tus fotos.

18. Plantillas para páginas web

Si te ves diseñando páginas web, entonces cuentas con una buena alternativa para hacer dinero. Hoy no se necesitan conocimientos de programación. Puedes crear formatos estándar para páginas web, hacer un diseño y después venderlo.

El modelo de negocios es el mismo que las fotografías. Theme Forest, Template Monster o WordPress son plataformas en las que podrías ofrecer tu trabajo.

19. Libro o ebook

¿Tienes talento para escribir novelas, cuentos o algún tema en específico?

Tienes dos grandes posibilidades. La primera de ellas es que escribas un libro y lo publiques a través de una editorial. La segunda es que escribas un ebook y lo publiques en Amazon. O incluso puedes hacer las dos. ¿Por qué no?

Caso de éxito JK Rowling (autora de Harry Potter)

Habrás oído hablar de Harry Potter. Todos sabemos que es un éxito mundial. Por eso mismo, es fácil decir que JK Rowling es una mujer adinerada.

Pero, esto no fue siempre así. Antes de publicar su libro, Joanne Rowling estaba en la ruina. Su situación laboral no era estable, se había separado de su marido y tenía una hija pequeña que alimentar.

En los cafés se dedicaba a escribir su gran novela. Y no fue fácil publicarla. Al principio costó dar con alguna editorial que quisiera publicar Harry Potter y la piedra filosofal.

Pero, cuando lo logró tuvo un éxito que fue progresivamente mayor, conforme siguió publicando.

Hoy vive de lo que ya escribió en el pasado, sin tener que presentarse a trabajar a ninguna parte.

¿Quieres aprender más sobre ingresos pasivos?

Si es así, me gustaría recomendarte algunas lecturas. Ahí podrás aprender cosas nuevas y encontrar más ideas:

Por último, no olvides que cualquier idea que elijas, tomará tiempo. En todas tienes que aprender, probar y atreverte. Recuerda que hoy en la era de Google, aprender es más fácil, pero no basta con eso. Hay que tomar acción y arriesgarse. ¡Ánimo! 💪

¿Te ha gustado este artículo? ¿Cuál de estas 19 ideas te identifica más? Házmelo saber en los comentarios 👇🏼.

Compartir14
Twittear
+1
Pin2
16 Compartir