En más de una ocasión te he recomendado que evites usar las tarjetas de crédito, para no tener deudas (o no incrementar las que ya tienes). Sin embargo, cada vez es más frecuente ver el uso de estas en el día a día. Y es que realmente, las tarjetas de crédito pueden resultarte útiles si al momento de decidir tener una, también te comprometes a aprender a usarla de forma inteligente y responsable.

En este artículo, veremos lo que implica tener una tarjeta de crédito, las ventajas y desventajas y voy a compartirte algunos tips para hacer un buen uso de las tarjetas de crédito. Si tienes una (o varias, espero que solo una) o estás pensando en solicitar una, sigue leyendo, estos consejos te ayudarán a mantener tus finanzas fuera de peligro.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Todas conocemos su forma física, es una tarjeta de plástico con una cita magnética que contiene la información del titular.

Pero más allá de su forma física, ¿sabes qué es realmente?

Una tarjeta de crédito es una modalidad de financiación a corto, emitida por un banco o entidad financiera que autoriza a una persona a utilizarla como medio de pago. El usuario acepta la obligación de devolver el importe prestado y pagar intereses, comisiones bancarias y gastos, dentro un plazo determinado que normalmente es de 30 días.

¿Cómo se paga una tarjeta?

Recuerda: tarjeta de crédito = financiación a corto plazo

El dinero que te presta el banco a través de esta tarjeta de crédito se puede devolver de diferentes maneras:

  1. Fin de mes. Se hace el pago total de la deuda al final de mes, no se aplican intereses, pero puede llevar gastos y comisiones.
  2. Se paga la deuda a plazos mediante una cuota fija mensual o un porcentaje de la deuda, más los intereses, gastos y comisiones. La deuda se renueva mensualmente, disminuye con el abono de cuotas, pero aumenta con el uso de la tarjeta.

Cómo obtener una tarjeta de crédito

Para obtener una tarjeta de crédito, tienes que solicitarla de forma presencial u online, esta última opción es cada vez la más elegida por su comodidad y porque cada vez hay más bancos online.

El banco o entidad financiera es el encargado de conceder o no una tarjeta de crédito a quien lo solicite. Para esto estudia tu capacidad de endeudamiento, para asegurarse de tu solvencia y asignarte un límite máximo de crédito en tu tarjeta.

Actualmente, tener una tarjeta de crédito es cuestión de pocos días. Incluso algunas entidades pueden darte una tarjeta sin necesidad de cambiar de banco. Por ejemplo: Santander Consumer Finance, Advanzia Bank, Wizink.

Diferencias entre una tarjeta de crédito y una de débito

Si en tu cartera llevas varias tarjetas (de crédito y de débito) y las usas indistintamente, es mejor que conozcas las diferencias que existen entre ellas antes de tu próxima compra.

diferencias entre tarjeta de crédito y de débito

Conoce las diferencias entre tu tarjeta de crédito y de débito antes de usarlas

Forma de pago

Esta es la principal diferencia entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito.

Cuando realizas un pago con tu tarjeta de débito, el importe se descuenta directamente de tu cuenta corriente. Por tanto, el límite de pago se corresponde con los fondos que tengas en ese momento. En cambio, con una tarjeta de crédito puedes hacer un pago incluso si no tienes fondo, el banco te presta el dinero y tu aplazas el cobro hasta el mes siguiente.

Financiación

Una tarjeta de crédito te permite pagar a plazos una compra, dentro de un límite máximo determinado. Con una tarjeta de débito, cualquier pago se carga directamente en tu cuenta y reduce tu saldo.

Cajero automático

La retirada de efectivo con una tarjeta de débito en un cajero automático del mismo banco emisor, normalmente, no lleva ninguna comisión. En cambio, si utilizas una tarjeta de crédito, el banco puede cobrarte intereses por adelantarte dinero.

Ventajas y desventajas de tener una tarjeta de crédito

Como todo producto financiero es importante conocer las ventajas y desventajas que tiene asociadas. Aquí te menciono algunas:

Ventajas

  • Suelen contar con seguros gratuitos. Por ejemplo, en caso de comprar y recibir un objeto defectuoso, también un seguro de viajes.
  • En algunos servicios solo se aceptan tarjetas de crédito. Por ejemplo, el alquiler de coches.
  • Es una buena opción cuando viajas, porque están aceptadas en millones de establecimientos.
  • Son útiles cuando tienes que aplazar el pago de un imprevisto o una compra de un importe elevado y en ese momento no cuentas con dinero suficiente.

Desventajas

  • Si no llevas el control de tus gastos, puedes llevarte una desagradable sorpresa cuando llegue el cargo a tu cuenta.
  • Te puede llevar a hacer compras innecesarias con facilidad.
  • Puedes abusar de los pagos a plazos para todo tipo de compra (no solo imprevistos), y esto te llevará a acumular deudas y pagar intereses elevados.

7 consejos para hacer un buen uso de las tarjetas de crédito

Depende de cómo se maneje una tarjeta de crédito, puede ser útil o una pesadilla. Algunas personas las utilizan como una forma de financiación que termina convirtiéndose en un problema del que les cuesta salir. Por eso, es tan importante saber cómo hacer un buen uso de las tarjetas de crédito.

Estos son 7 consejos que te ayudarán a manejarlas de forma inteligente y responsable:

1. Antes de solicitar una tarjeta de crédito

Si estás pensando en solicitar una tarjeta de crédito: antes infórmate, compara y después elige.

En España dispones de una gran variedad de tarjetas de crédito, elegir una no es fácil. Por eso, no dudes en usar comparadores o recopilar información por tu cuenta. Te recomiendo fijarte en sus características (cuotas, modalidad de pago, vinculaciones, seguros) TAE y otras ventajas que puedan tener.

Elige la tarjeta de crédito que mejor se adapte a tus hábitos de compra y tenga mejores condiciones. En este artículo de Rankia podrás conocer las mejores tarjetas de crédito de 2021

2. Pago aplazado versus pago a plazos

Ten clara la diferencia entre pago aplazado (o diferido) y pago a plazos. Con el primero solo estas retrasando el pago del total de tu deuda sin intereses, en cambio, con el pago a plazos estás contrayendo una deuda que conlleva el pago de intereses.

Usa el pago aplazado para no pagar intereses y así aprovechar del crédito gratis. Por ejemplo, si tienes que hacer un gasto puedes aplazar el pago unos días o hasta el mes siguiente para hacer el pago en una sola cuota sin intereses. El pago a plazos es básicamente un crédito con intereses altos.

pagar-con-tarjetas-de-crédito

Aprovecha el pago aplazado para no pagar intereses, y evita el pago a plazos en tus compras

3. Controla tus gastos

Lleva el control de tus gastos tanto con tu tarjeta de crédito como con la de débito para tu vigilar tu presupuesto personal.

Puedes utilizar la aplicación móvil de tu banco para controlar todos los movimientos financieros que haces.

4. Uso de cajeros automáticos

Actualmente, muchos establecimientos aceptan pagos con tarjeta. Esto nos evita el llevar dinero encima, con el riesgo de gastarlo en pequeñas cosas o que se pierda.

Evita retirar dinero en efectivo de tu tarjeta de crédito, a menos que sea una emergencia. Esta operación puede suponer intereses altos.

5. Tarjetas de crédito y recompensas

Algunas tarjetas de crédito ofrecen recompensas por su uso: millas, descuentos, reembolsos, etc.

Sin embargo, tu decisión de qué tarjeta vas a usar no debería basarse en estas recompensas sino en las condiciones que más te convengan, como el tipo de interés más bajo o que no haya comisiones o gastos.

6. No olvides fechas

Cuando tienes una tarjeta de crédito hay fechas muy importantes que no debes olvidar:

  • Periodo de liquidación. Es el periodo del mes que se tiene en cuenta para sumar las operaciones realizadas con la tarjeta.
  • Fecha de cargo. Es el día del mes cuando el banco o entidad va a cobrar de tu cuenta la deuda (según la forma de pago que tengas)

Pagar a tiempo la cuota te evitará pagar los intereses de demora y otras comisiones y gastos.

7. No uses la tarjeta de crédito para cubrir deudas

Evita tener más de una tarjeta de crédito.

Sacar una nueva tarjeta de crédito para cubrir alguna deuda, en ninguna parte del mundo es buena idea. Al contrario, te estará haciendo encadenar deudas y metiéndote en un problema aún más complicado del que salir.

Conclusiones

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero del que muchas veces huimos, y con razón. Sin embargo, si se usa de forma responsable puede convertirse en nuestro aliado, o en el lado opuesto, si hacemos un mal uso de la financiación podemos meternos en un gran problema.

Creo que la clave está en no dejarse impresionar por la supuesta oportunidad de consumir productos o servicios a los que de otra manera no podrías acceder si no fuera por las tarjetas de créditos. Si no, ver la oportunidad de aprovechar las ventajas que tiene, y para esto es fundamental conocer su funcionamiento, las condiciones y aprender a manejar de este plástico que tienes en tu poder.

Espero que estos tips te sirvan para no poner en peligro tus finanzas personales y aprovechar las ventajas de las tarjetas de crédito. Me gustaría añadir que no te olvides de la importancia del control de tus gastos y evitar gastar más de lo que ingresas, para evitar deudas.

Fotos: Pixabay

1 Compartir
Compartir
Twittear
Pin1
WhatsApp
Compartir