Hace tiempo que quería escribir un artículo sobre cómo hacerse rico. Verás, me imagino que no has llegado hasta aquí únicamente para ganar 15 euros extras, ¿verdad ? Si te ayudo a ser rico, seguro estarás más feliz. ¿A que sí ?

¡Ojo ! No es que me considere una persona rica. Lejos de ello. Al contrario…

Pero me imagino que muchos de vosotros querréis conocer la receta exacta … y que contáis un poco conmigo para compartirla con vosotros.

Pues… mira, tengo una mala noticia.

No conozco la receta exacta.

Si la conociera, te estuviera escribiendo desde un hotel de 5 estrellas en alguna playa de Las Maldivas…. Y no, te puedo confirmar que mi espacio de coworking no tiene nada que ver con esto… ni siquiera tiene arena, vaya… 😉

Sin embargo, tengo que confesarte algo: nadie tiene la receta exacta. La puedes intentar buscar en Google, pero tampoco la encontrarás. Solo te toparás con estafas, charlatanes que te intentarán vender su milagrosa formación en vídeo « Ser millonario en 6 meses » (hombre, sí es así de fácil…) y madres solteras que de un día para otro empezaron a ganar 350 euros al día… (sí, claro…)

Por mi parte, he leído mucho sobre el tema, algunos blogs o libros de autores famosos (Padre rico, Padre Pobre…) o biografías (la de Steve Jobs por ejemplo)… y usando un poco de sentido común, he encontrado los ingredientes más importantes.

Pero esto es como una receta de cocina: puedes tener los ingredientes correctos, pero si no sabes como usarlos, lo mismo cocinas algo malísimo.

Bueno, ¡vamos al grano!

¿Qué es la riqueza?

Para muchos, la riqueza es algún tipo de mito inalcanzable que solamente se puede observar en la televisión, en las películas o en las series. Y obviamente, tiene todo que ver con dinero.

Sin embargo, yo opino que la riqueza es un concepto propio de cada uno.

Algunas personas se sienten ricas porque viven la vida que siempre han soñado, en el lugar perfecto para ellas, con un día a día que les gusta, un trabajo enriquecedor y una vida de familia llena de momentos felices. ¿Lo ves? Aquí no te he hablado ni de dinero, ni de limosina, ni de playa.

Para otras personas, hacerse rico es sinónimo de cochazos, una gran mansión en la playa y una vida sin trabajar. Ese tipo de vida requiere mucho dinero. En mi opinión, no creo que uno puede estar feliz sin trabajar, pero eso es otro debate.

En fin, lo que estoy intentando explicarte, es que primero de todo, tienes que decidir que es la riqueza para ti, y que condiciones tiene que cumplir tu vida para que te sientas rico.

¿1000 euros al mes sería suficiente para sentirte rico? ¿2000? ¿5000? ¿O es que quieres ser millonario? ¿Solo quieres trabajar una hora al día? ¿O no tienes problemas con trabajar 8 horas al día en algo que te encanta? ¿Quieres vivir en otro lugar? ¿O todo desde tu casa? Y por cierto, ¿que harás con este dinero? ¿con tu nuevo tiempo libre? … Como puedes ver, no solo se trata de cómo hacerse rico, sino de por qué hacerse rico.

El excelente libro « La semana de 4 horas », donde su autor Tim Ferris explica como ganarse la vida trabajando solo 4 horas a la semana, empieza por preguntar al lector sobre sus verdaderos motivos: ¿Cuánto quieres ganar? ¿Cuántas horas quieres trabajar? y sobre todo, ¿qué harás con tu tiempo libre? Eso confirma la importancia de empezar tu búsqueda de la riqueza con las bases correctas.

Por mi parte, este libro me ha hecho reflexionar muchísimo sobre lo que de verdad quería… Y deberías hacer lo mismo.

¿Cómo se calcula la riqueza?

Algunos (entre ellos los gobiernos de muchos países) dicen que la riqueza se calcula en función de los ingresos y del patrimonio. No sé si es una buena manera de calcularla. Mira: puedes tener ingresos altos pero muchos créditos y deudas, o incluso más gastos que ingresos. En este caso, no creo que se te podría considerar como rico.

En cuanto al patrimonio, muchos propietarios no se sienten especialmente ricos a pesar de tener una casa en nombre propio. Quizás han heredado el bien, quizás lo han comprado vía una hipoteca … es decir, a pesar de ser propietario, puede que tengan problemas para llegar a fin de mes.

Cómo hacerse rico

¿Cómo calcular la riqueza?

A mí me gusta más hablar de riqueza como la diferencia entre los ingresos y los gastosAsí de sencillo.

Para muchos, alguien que gana 5000 euros al mes es una persona rica. Pero, ¿de verdad crees que esta persona es rica si sus gastos suman 4500 euros al mes? Pues sí, claro, se lo puede permitir … Quizás sí, quizás no. En todos casos, no puede apenas ahorrar, anticipar algún problema en el futuro, ni nada… Para mí, esta persona es menos rica que otra que gana 2000 euros al mes y solo gasta 1000 euros al mes.

Entonces…. ¡dime cómo hacerse rico!

Tras todas estas explicaciones y definiciones, seguramente estás con ganas de conocer todos los ingredientes que te recomiendo usar para elaborar tu propia receta de « cómo hacerse rico ».

Ya lo habrás entendido, se trata de reducir tus gastos Y aumentar tus ingresos.

Vamos ahí.

Las cualidades necesarias para ser rico

Uno no se hace rico de un día para otro.

Solo hay dos maneras de hacerse rico sin esfuerzos: ganar a la lotería, o nacer en una familia rica.

En todos los demás casos, sin excepciones ningunas, te tomará tiempo y esfuerzo. Perdona la mala noticia, pero la vida es así 😉

¿Qué personas ricas te vienen a la mente? Deportistas, actores, músicos, jefes de empresa. A todos les ha costado bastante tiempo para conseguir su riqueza. No ha llegado de un día para otro desde el cielo, y además han tenido que enfrentarse a una competencia muy agresiva.

Para ser rico, vas a necesitar lo siguiente :

  • Tener objetivos muy claros: tienes que elegir tu objetivo (el « importe » necesario que quieres alcanzar) de manera realista, en función de tus necesidades y tus proyectos. No es necesario ser millonario o ganar 10000 euros al mes si piensas vivir en el campo sin hijos 😉
  • Determinación: alcanzar tu objetivo sean los que sean los obstáculos.
  • Perseverancia: tienes que seguir adelante incluso cuando el camino se te hace muy duro. Tienes que levantarte tras una caída o un fallo. Y llegar hasta la meta.
  • Deja de creer en Papá Noel o en los Reyes Magos: el dinero no cae del cielo. Necesitarás trabajar, esforzarte y dejar de creer en los secretos y las recetas milagrosas para hacerte rico.
  • Elegir opciones y dejar de lado otras: tendrás ganas de probar muchas cosas distintas para hacerte millonario. Y mientras más informaciones e ideas al respeto busques, más opciones tendrás. Pero necesitarás elegir una de estas opciones, no te disperses.

Ahora que sabes que cualidades necesitas, empecemos por … ahorrar.

Reduce tus gastos frecuentes (facturas …) renegociando tus contratos…

Primero de todo, necesitas hacer un análisis de todos tus ingresos y gastos.

Cuando lo hagas, verás rápidamente que muchos gastos se repiten cada mes: seguros, comisiones bancarias, telefonía, Internet, agua, luz…

Vale la pena estudiar en cada caso tu contrato y ver lo que propone la competencia, para poder negociar y mejorar tu contrato… o cambiarte de empresa.

Piénsalo: muchas empresas aprovechan tu pereza de cambiar para aumentarte las tarifas. Y claro, no tienes tiempo de mirar si hay algo mejor en otro lugar, y esas empresas lo saben. Pero créeme, hay algo mejor.

Piensa en los cientos de euros que podrías empezar a ahorrarte.

Ahorrar en el día a día

Lo sé. Ahorrar dinero no es nada glamour. Y seguramente que no te imaginabas que para ser millonario ibas a tener que empezar por ahorrar. Sin embargo, a menudo es más fácil empezar a ahorrar, que empezar a ganar más dinero. Solo basta con tomar buenos hábitos nuevos, y deshacerte de hábitos malos de consumo.

Si quieres aumentar tu riqueza y tu capacidad de ahorro mensual, es imprescindible empezar primero por ahorrar. Tendrás más dinero disponible, y aprenderás el sutil arte de la disciplina financiera.

¿Te interesa saber más? Es tu día de suerte: he escrito hace poco un artículo con muchas ideas para ahorrar dinero.

 

Paga tus créditos y tus deudas lo más pronto posible

Pedir un préstamo cuesta dinero, mucho dinero. Lo mismo pasa con estar en descubierto o comprar con crédito.

Mientras más largo sea tu préstamo, más dinero te costará tu hipoteca.

¿Por qué es caro? Porque los bancos se han vuelto expertos en generar dinero (en su propio interés) a partir de tu dinero (para tu desventaja). Los bancos lo saben y usan muchos recursos psicológicos para animaros a consumir más: comprar con tu tarjeta de crédito y pagar en varias veces, pagos aplazados, las posibilidades de descubierto que te animan a gastar más… Todo está previsto para que gastes más dinero del que realmente dispones. Y el problema con todo eso, es que te cuesta mucho dinero. Demasiado.

Entonces, no dejes que se aprovechen de ti y aprende a evitar los descubiertos, las compras con crédito y los préstamos.

Uno de los gastos donde más fácilmente podrás ahorrar (a medio y largo plazo) es la devolución de tus créditos y de tus deudas.

Gracias a los ahorros que has conseguido con los consejos de la sección anterior, tendrás más dinero disponible cada mes, y tu capacidad de devolución de dinero aumentará. Aprovecha para adelantar la devolución de tus créditos o por lo menos aumentar el importe de tus mensualidades y así reducir el número de mensualidades y el coste de tu préstamo.

Todo eso tiene un efecto « bola de nieve » : empiezas por reducir tus gastos corrientes, dispones de más dinero, el cual usas para reducir tus créditos y tus deudas, y entonces dispones de aún más dinero.

¿Y sabes qué? ahora ya vas a poder ahorrar e invertir este dinero. Y volverte rico más rápidamente.

Empieza a ahorrar a inicios del mes

Tienes que ahorrar lo más pronto posible en el mes.

Mucha gente espera hasta final de mes para ahorrar lo que les queda. Si has tenido muchos gastos, ya no vas a poder guardar nada a fin de mes.

Hay una manera mucho mejor para guardar tu dinero: pon una suma de dinero fija en una cuenta de ahorro (o en otro sitio) nada más empezar el mes, y así estarás forzado en limitar tus gastos (obviamente, no se trata de abusar de tu capacidad de descubierto). Por ejemplo, si ganas 1000 euros cada mes, puedes ingresar cada 1 del mes 50 o 100 euros en una cuenta de ahorro.

Eso lo llaman el ahorro forzado y de verdad podría cambiar la manera con la cual consumes y ahorras.

Empieza a ahorrar pronto en tu vida

Siguiendo la misma lógica que antes, es mejor no esperar demasiado para ponerte a guardar dinero al lado de manera regular.

Tomamos el caso de dos personas que deciden invertir su dinero, pero una empieza con 25 años y la otra con 40 años.

Marco empieza a los 25 años y pone 100 euros cada mes en una cuenta de ahorro o alguna inversión que le dan 5%. María empieza más tarde, con 40 años, ingresando la misma suma (100 euros). Ambos deciden dejar de ahorrar cuando se jubilan, digamos a los 65 años.

Marco :

  • Ha guardado 48000 euros de lado
  • Su inversión ahora vale 144 959 euros

María :

  • Ha guardado 30000 euros en total
  • Su inversión ahora vale 57 272 euros

Con el mecanismo de los intereses compuestos, Marco ha triplicado su inversión, cuando María apenas alcanza el doble de la suya.

¿Qué son los intereses compuestos? Son uno de los mecanismos más usados para hacerse rico; o quizás, el más usado. Cada mes o cada año, tus inversiones te generan intereses. La idea entonces es reinvertir estos intereses en tu inversión (en lugar de sacarlos).

Y obviamente, este fenómeno se acentúa si el tipo de interés es del 10%. En este caso :

  • Marco se llevaría 531 000 euros (11 veces el dinero que ha guardado de lado)
  • María se llevaría solamente 118 000 euros (ni siquiera 4 veces el dinero que ha depositado)

¿Ya ahorras dinero? Enhorabuena. Entonces ya es el momento de depositarlo en algún fondo, en bolsa o invertirlo en inmobiliaria.

Invierte tu dinero

En los ejemplos anteriores, Marco y María han dejado su dinero con un muy buen rendimiento.

¿Por qué invertir tu dinero en bolsa?

Es muy sencillo: hoy en día, los depósitos y las cuentas de ahorro ya no te remuneran casi nada. Es difícil encontrar algo que te de más de 1% al año durante varios años seguidos. 1% suele ser menos que la inflación así que realmente pierdes dinero.

Es más rentable por ejemplo dejar este dinero en un seguro de vida, porque estos tienen varios tipos de intereses (ciertos son seguros y fijos, otros variables y con más riesgos pero más altos). O incluso en bolsa.

Por mi parte, no me gusta mucho la idea de invertir en bolsa. Es que a mí me da la sensación de que la bolsa ya no tiene control, como una gallina sin cabeza. Además cada vez son más los movimientos de bolsa controlados por unos programas informáticos automatizados, y eso da un poco de miedo, ¿no?…

Sin embargo, solo es mi opinión. En Internet, podrás encontrar muchos expertos (verdaderos o falsos) que te prometen rendimientos de 10% por año y afirman que invertir es el mejor camino para ser millonario. Incluso, algunos te prometen estos rendimientos por mes.

Y además, muchos ya se hicieron millonarios (o más) gracias a la Bolsa. Te hablo de Warren Buffet?

Si quieres saltar el paso y empezar a invertir en bolsa, aquí te dejo unos consejos :

  • Infórmate bien antes. Deberías pasar días incluso semanas leyendo sobre el tema, confrontando opiniones y averiguando la mejor estrategia.
  • Solo invierte dinero que te puedes permitir perder por completo (sí, hay que considerar el peor caso).
  • No inviertas todo tu capital.
  • Diversifícate. No inviertes todo en un solo valor o un solo fondo de inversión o una sola categoría de productos o un solo país. Mientras más diversificado, mejor.
  • Evita las opciones binarias, en este artículo te cuento por qué. Si no sabes lo que es, mejor.
  • Sigue a expertos reconocidos, que tienen pruebas de sus ganancias.

Estos consejos son válidos para cualquier tipo de inversión.

Invertir en inmobiliaria

Lo has entendido, no me gusta mucho la idea de dejar mi dinero en bolsa.

De hecho, no me gusta mucho la idea en general de invertir mi dinero; tengo mucho miedo que los rendimientos prometidos no se cumplan, y de ahorrar en el mal momento y en el mal lugar.

En particular, invertir en inmobiliaria o bienes raíces no me atrae mucho. Sin embargo, cada vez leo más blogs sobre este tema, más expertos y está claro que esto es una de las mejores soluciones para invertir su dinero y hacerse rico.

  • Las cosas como son: la inmobiliaria suele ser bastante menos volátil que la bolsa. En bolsa, hace falta solo unos días para que unos valores pierdan la mitad de su valor. Por ejemplo cuando estalló la burbuja Internet, o la crisis de los subprimes hace poco, o muy recién el caso Volkswagen (la acción de Volkswagen sufrió una pérdida de 40% en dos días). Aunque el mercado inmobiliaria llegará a caerse de nuevo, siempre te quedarías con tu piso o tu casa.
  • Es una buena manera de preparar tu futuro y el futuro de tus hijos.
  • Con la inversión en vivienda para alquilar, es posible ser rentable muy rápido
  • Alquilar tu vivienda te permite también evitar la volatilidad del mercado de las viviendas: en los años anteriores, a pesar de la crisis inmobiliaria, el índice de los alquileres se ha quedado bastante estable.
  • Controlas mejor tu inversión: decides las reformas que quieres hacer, eliges los inquilinos, escoges la zona, evitas los inmuebles con problemas. Tienes más control sobre el valor de tu adquisición y cómo aumentarlo.

Gracias a los libros y los blogs que he leído, he podido sacar unas lecciones muy interesantes. De esas lecciones muy cortas pero que hacen la diferencia entre ser rico y ser millonario.

  • Es posible invertir sin aportar nada de dinero.
  • Si vas a por la inversión para alquilar, te recomiendo no poner nada de dinero. Deja que tus inquilinos paguen con su alquiler el importe de la mensualidad de tu préstamo (y más).
  • Como es el caso en muchas inversiones, en los nichos seguramente encontrarás los mejores rendimientos. Échale un ojo a casas en pueblos, o a edificios completos…
  • Puedes vender tu adquisición antes de haber devuelto la totalidad del préstamo, y así hacer pequeñas plusvalías; puede resultar interesante si necesitas dinero o encuentras inversiones aún más rentables.
  • Puedes aumentar el rendimiento de tu bien creando valor: reforma el piso, divídelo en varios pequeños pisos, haz uso de las plataformas como Airbnb para proponer alquileres vacacionales.

Existen otros tipos de inversiones, te cuento más en este artículo. Es importante saberlo: estas inversiones pueden llegar a tener rendimientos superiores a los de la inversión en vivienda, y además necesitan menos dinero inicial. Y para terminar, son nichos, lo cual significa que hay menos competencia y el mercado aún no está saturado.

Aumenta tu propio valor

No se habla mucho de ello, pero es importante conocer tu propio valor.

¿Cuál es tu valor en el mercado? ¿Qué puedes aportar a los demás y al mundo?

A menudo, los ingresos crecen según el valor añadido que aportas a las personas o las empresas.

Por lo tanto, para aumentar tus ingresos y algún día ser rico, es buena idea formarte y mejorar tu valor.

Como hacerse millonario. Invierte en ti

Fórmate y aumenta tu valor. Invierte en ti.

Aquí van unas ideas que te pueden beneficiar :

  • Aprender un nuevo idioma
  • Formarte para negociar mejor
  • Añadir una nueva aptitud a tu lista de aptitudes
  • Participar en clases de coaching
  • Aprender a programar
  • Completar tu formación universitaria
  • Participar en cursos online o MOOC

Para todo esto (y más), puedes tomar clases de noche, volver a la universidad, estudiar a distancia o formarte gracias a Internet. Ya sabes que en Youtube puedes encontrar muchos tutoriales gratis sobre cualquier temática, y de muy buena calidad además.

Incluso, podrías contemplar algún cambio radical en tu vida: cambiar de empleo y probar algo nuevo, aunque no tenga nada que ver con tu formación. Mira, yo soy bloguera ahora, pero me he licenciado en Economía.

Si miras en webs como Geniuzz o Freelancer, verás que hay muchas competencias que se pueden monetizar en línea: retocar fotos, editar vídeos, traducir, escribir, y mucho más… En este artículo puedes encontrar más ideas.

Cómo hacerse rico … creando un negocio en línea

Pues claro, no te podía contar como hacerte rico sin comentar la manera más usada para enriquecerse estos últimos años. Se trata de los negocios en línea.

¿Por qué tener un negocio online resulta tan interesante?

Primero de todo, tales negocios son los únicos que pueden hacerse de forma inmediata con la totalidad de la población mundial. Sí. Si pones algo online, está disponible para cualquiera que tenga una conexión a Internet. No suele haber límites geográficos, y por lo tanto no hay límites de expansión.

Si además vendes algún producto electrónico, los costes de producción suelen ser mínimos y el beneficio, máximo.

Piénsalo: si abres un restaurante, o das clases particulares en persona, siempre llegará un momento que no podrás hacer más que lo que ya haces. Habrás alcanzado el límite.

Pero con un negocio en línea, no hay limites reales. Siempre hay maneras de que tu negocio se vuelva independiente de ti y de tu tiempo. Todos los días, la gente va a Facebook y permite a que su fundador (Mark Zuckerberg) aumente su riqueza, sin que él tenga que hacer nada de nada.

Te pongo otro ejemplo: los infoproductos. Es otra manera de conseguir generar ingresos de forma pasiva con tus conocimientos y habilidades.  Si te interesa este tema, te recomiendo el curso “Crea infoproductos y genera ingresos pasivos” de Agustín Grau. Yo misma lo he seguido y me ha resuelto dudas como: ¿qué conocimiento puedo vender? ¿dónde voy a vender? ¿cómo conseguir que mi infoproducto sea mi fuente de ingresos?…. Puedes obtener un 30% de descuento usando este código de descuento: 123MENOS30.

Infórmate más sobre este curso haciendo clic aquí.

Ok Jimena, está todo bonito, pero ahora ¿cómo hago?

Soy consciente que muchos de vosotros solo leerán mis consejos sin intentar aplicarlos… Saber como hacerse millonario es una cosa, dar el salto e intentarlo es otra cosa (muy distinta).

A ver, lo entiendo: tampoco es que puedas ponerte a montar un negocio en línea ahora mismo, o comprar un piso mañana.

Pero hay cosas que puedes empezar ya para algún día ser rico.

  1. Durante un mes completo, apunta todos tus gastos. Sí, todos. Incluso la barra de pan. Y también el Internet. Todos.
  2. Analiza estos gastos. ¿De verdad son todos útiles? ¿Se pueden reducir? Toma cada gasto, uno por uno, y mira si lo puedes quitar por completo o por lo menos reducirlo. Sobre todo cuando se trata de algún contrato (telefonía, Internet, luz…), quizás puedes agrupar varios contratos, o pedir un descuento por fidelidad, o pasar a la competencia para conseguir mejores precios.
  3. Échale un vistazo al artículo donde te doy trucos para ahorrar. Y ahora mismo, elige 5 ideas y ponlas en marcha.
  4. Un mes ha pasado. Ya has ahorrado un poco de dinero, ¿cierto? Es el momento adecuado para fijar una transferencia mensual automática para poner este dinerito en una cuenta de ahorro u otra cosa. Incluso, ya puedes invertirlo.
  5. En paralelo de todo eso, empieza a ganar dinero. Alquila tu coche, compártelo con otros pasajeros, ayuda a tus vecinos, vende lo que ya no usas, contesta a unas encuestas remuneradas, da clases particulares… Ideas para ganar dinero no faltan.
  6. ¿Ya estás ahorrando, ganando dinero extra e incluso invirtiendo? Enhorabuena, ya hiciste muchos cambios. Pero no es el momento de aflojar el ritmo. Ahora es tiempo de ganar mucho dinero. Quizás necesitarás invertir dinero, montar una empresa o montar un negocio en línea. O quizás un blog. Tú sabes mejor que nadie lo que más te apetece. Una cosa está clara: todo es posible, y eso depende de ti. Ya pronto serás rico.

Conclusión

Te acabo de dar las grandes pautas para aprender cómo hacerse rico.

Bueno, ya te habrás dado cuenta… no te harás rico justo después de terminar este artículo … pero oye, espero que te pondrá en el camino correcto y te permitirá entender lo que realmente significa hacerse rico.

Decir « Quiero ser rico » no sirve de mucho. Tienes que definir lo que es la riqueza para ti, e identificar todos los esfuerzos que estás dispuesto a hacer para conseguir la riqueza.

Si quieres leer más al respeto, te recomiendo dos lecturas muy interesantes:

Y solo me queda por desearte suerte en tu camino. Va a ser difícil, pero estarás muy feliz cuando lo consigas.

15 Compartir
Compartir15
Twittear
WhatsApp
+1
Pin