¿Alguna vez has soñado con ser rico? ¿Libre para irte de tu trabajo hoy mismo si quisieras? ¿Ser dueño de tu vida y de tu tiempo, y hacer lo que te gusta?

Creo que muchos de nosotros pensamos en eso. Un sueño recurrente que nos permite escapar de la rutina, que nos hace imaginar que haríamos si tuviéramos 1 millón de euros, 2, 3 o 10 millones… No hay nada de malo en soñar, ¡al contrario!

Pero esto es solo un sueño, inaccesible, pensamos…

¿De verdad? ¿Y si fuera posible …?!

1. Imagina

Vivir una vida de rico…

Tener suficiente dinero como para vivir decentemente y por qué no cómodamente.

Pero también, yendo más allá de la idea del dinero, vivir una vida rica de experiencias, recuerdos felices, viajes, aprendizaje, proyectos que te apasionen… una vida donde tienes el control de tu tiempo, y puedas usarlo para hacer lo que de verdad te importa.

“Quien no tiene dos tercios de su día para sí mismo, es un esclavo” Friedrich Nietzsche

La libertad que ofrece el dinero, ¿quién no la soñaría?

independencia financiera

La independencia financiera, ¿quien no la ha soñado?

Al contrario de lo que creemos, no está reservada para aquellos que ya son ricos. ¡Es posible alcanzarla, incluso desde la nada!

Tú también puedes conseguir la independencia financiera.

No hablo de la independencia que obtuviste de tus padres, dejando el nido y ganándote la vida trabajando honradamente, tampoco hablo de la relación que dejaste con tu pareja.

Es una independencia que te permite vivir donde quieras, hacer el trabajo que deseas, desde donde quieras y administrar tu tiempo a tu gusto.

Una independencia que te libra de un jefe, de un superior, de cualquier elemento externo.

¿Te imaginas la libertad financiera? ¿Quieres saber más?

Esta es una noción que descubrí gracias a este libro, con un título muy llamativo: “La semana laboral de 4 horas “, escrito por Tim Ferriss.

Te recomiendo que lo leas, porque es una verdadera fuente de inspiración, te demuestra que es posible y ofrece formas de liberarte y vivir una vida como la de tus sueños.

Mientras tanto, te propongo una frase que se me ha quedado grabada, y que ilustra este concepto de independencia financiera:

“No ser ni el jefe ni el empleado, sino el propietario. Sea dueño de los trenes y tenga a alguien que se asegure de que llegue a tiempo”

Tú también puedes lograr esta independencia financiera.

No es magia, eso es cierto …

Entonces, ¿cómo?

Antes de responder, te sugiero que comiences por ver dónde estás hoy. Intenta hacer un balance de tu situación actual.

2. ¿Dónde estas ahora?

Hoy, como la mayoría, probablemente tengas un trabajo.

Todos sabemos lo que esto significa:

  • 2 horas de transporte diarias (algunos incluso más)
  • 40 horas a la semana, sin mucha pasión o entusiasmo
  • compañeros de trabajo raros (por decirlo de forma suave), pequeños jefes frustrados
  • un plan de carrera aburrido
  • no ganas lo suficiente, nunca es suficiente, no te queda mucho al final del mes, cuando te queda …
  • no tienes tiempo para ti, o muy poco
  • unos pocos días de vacaciones cada año
  • odias los lunes
  • esperas el fin de semana con impaciencia, para salir y rehacer el mundo, y luego… retomar el curso normal de tu vida el lunes siguiente…

Si te encuentras siguiendo este estilo de vida, probablemente estés en la “carrera de la rata“.

Es una expresión que se refiere a personas que están secuestradas por su trabajo, siendo esta la única manera de pagar sus cuentas. Sin su trabajo, estas personas se encuentran sin nada, literalmente descubiertas.

“Es cuando el mar retrocede que vemos a los que se bañan desnudos”. Warren Buffet.

Puedes pensar que es normal. Esto se aplica a todo el mundo; hay que trabajar para ganarse la vida, ¿verdad?

Desde luego. Y a algunos pocos afortunados incluso les gusta su trabajo.

Pero, por otro lado, no es normal, al menos no muy prudente ni ideal, depender entera y exclusivamente del trabajo de uno, y por lo tanto del jefe.

Es precisamente porque dependemos totalmente del trabajo que en la “carrera de la rata” sobrevivimos, pero no vivimos. Damos vueltas en círculos, sin parar. Corremos detrás de un salario. ¡Está allí! ¡Aleluya! Lo gastamos, para correr después detrás del próximo salario, el próximo mes. Gastamos de nuevo. Y volvemos a correr…

Además, debido a la naturaleza humana, preocupada por la llamada irresistible de nuestra sociedad de consumo, donde para ser feliz es una condición intentar llenar el pozo sin fondo de la necesidad, hay una fuerte tendencia a aumentar el gasto tan pronto como el poder adquisitivo aumente. Nos decimos a nosotros mismos: “Ahora que tengo los medios, me vestiré en D&G, adiós H&M, o en Gucci, adiós Zara”. Y así sucesivamente.

Estamos tratando de ganar dinero extra gracias a los numerosos consejos de este blog. Pero, ¿es para aumentar tus ahorros e inversiones? ¿O para llenar la cartera de los comerciantes de esas tiendas, llenas de cosas tan bonitas y tan útiles, como son los rulos para un calvo?

Si alguna vez perdiéramos nuestro trabajo, nos encontraríamos en serios problemas.

Y si mañana, el automóvil tiene una avería, o la lavadora, la cocina y la nevera, ¿qué haríamos? Sí, sería una p****a, pero con la ley de Murphy, nunca se sabe …

Con esto, lo que quiero decirte es que en la carrera de la rata, no tenemos una alternativa al trabajo para satisfacer nuestras necesidades, ni siquiera ahorros reales para enfrentar cualquier dificultad.

Corremos, sin poder parar …

carrera de la rata

Y tú, ¿donde estás ahora? ¿en la carrera de la rata?

¿Quieres salir de allí?

En cualquier caso, te aseguro que no estás solo. Hay más personas como tú. ¡Pero juntos nos moveremos para cambiar de vida!

De hecho, la carrera de la rata es el destino de todos, en diferentes grados. Pero la buena noticia es que todos pueden salir.

Entonces, ¿qué soluciones hay para dejar la carrera de la rata?

3. ¿Cómo salir de la carrera de la rata para ir hacia la independencia financiera?

En primer lugar, la independencia financiera puede adquirirse desde cero, e incluso con poco tiempo de dedicación, como en el caso de una ama de casa con exceso de trabajo. La clave es actuar y avanzar, siendo el más difícil el primer paso.

La libertad financiera es para todos, siempre que realmente lo desees, y se den los medios.

La búsqueda de la independencia financiera requiere:

  • la voluntad de aprender y cambiar tus hábitos, cambiar tu relación con el dinero y usarlo mejor.
  • una mentalidad positiva, en la que creer y que no se desmorone, que mires el dinero, no como un fin en sí mismo, sino como una forma de vivir una vida plena, una manera de ayudar a los demás, y dejes un rastro positivo y beneficioso en este mundo.
  • de mucha paciencia y perseverancia, porque no ocurre de la noche a la mañana.

La independencia financiera no es para aquellos que piensan que es una utopía, ni para aquellos que piensan que el dinero es sucio o malo, ni para aquellos que tienen una relación difícil con el dinero y que no quieren cambiarlo por nada.

El dinero es una herramienta simple.

En buenas manos, se puede usar para sanar personas, alimentarlas o darles acceso a una buena educación. En malas manos, puede comprar drogas, armas o incluso un ser humano. El dinero no es ni bueno ni malo, ni blanco ni negro. La pregunta es si sabemos cómo usar esta herramienta o no.“. Odile Chabrillac del libro “5 étapes et la fortune me sourit”

Entonces, ¿serás tú esas buenas manos, las que sabrán cómo usar esta herramienta?

independencia financiera

Si es así, es hora de ver concretamente cómo hacerlo.

El objetivo de la independencia financiera es ser el dueño de tu tiempo, de hacer lo que realmente tiene sentido para ti, como dedicarlo a tus hijos, tu familia, tu idea de negocio, tus acciones sociales, a una formación que quieres hacer desde hace años …

El tiempo es dinero: el dinero que ganas hoy está estrechamente relacionado y es proporcional al tiempo que pasas trabajando.

Cuando trabajas una hora, ganas una hora de salario. Cuando no trabajas, no ganas.

Pero hay formas de ganar dinero incluso cuando no estás trabajando. En estos casos, tienes ingresos pasivos, que requieren poco o nada de tu tiempo. Este es el caso de los derechos de autor, por ejemplo. La mayor parte del trabajo del autor, la creación, está enfocado al principio. Así, el autor puede cosechar sus frutos de por vida, sin que requiera un trabajo continuo.

Para generar ingresos pasivos no vale cualquier actividad. A continuación verás 4 ejemplos de fuentes que te permitirán generar este tipo de ingresos y avanzar hacia la independencia financiera:

  • Inversión inmobiliaria, es una de las más fáciles y rápidas de aplicar. En algunos casos, una inversión inmobiliaria puede realizarse desde cero euros, utilizando el dinero de los demás (del banco). Y puede hacerte ganar dinero desde el principio.
  • La bolsa, una forma de invertir y hacer crecer tu dinero, para que trabaje para ti.
  • El blogging, que requerirá un poco más de compromiso personal y tiempo, pero te puede hacer ganar más de 2000 € en un mes, con poca inversión al comienzo.
  • La creación de empresas, el más exigente de estos 4 ejemplos. Nuestro sistema educativo nos prepara sobre todo para ser asalariados y no para la creación de una empresa. Las tasas de riesgo y fracaso son más altas, y la inversión financiera y personal es importante.

Si alguno de estos temas te interesa, te recomiendo que investigues y que te formes, si quieres alcanzar la independencia financiera.

¿Quieres saber qué cambiará realmente para ti?

4. ¿Qué te traerá la independencia financiera?

Te traerá libertad real. Y también algo de tranquilidad, porque no tendrás que preocuparse por tu futuro financiero.

Puedes administrar tu tiempo como mejor te parezca.

Gracias a tus ingresos pasivos, ya no trabajarás por el dinero. Pero el dinero trabajará para ti.

Serás libre de hacer el trabajo que realmente te gusta, sin que la principal motivación o la única sea un sueldo. Si siempre has soñado con repartir abrazos gratuitos, podrás hacerlos 🤗

Adiós al llamado síndrome de burnout, el estrés laboral que lleva a algunos trabajadores directos a verdaderos problemas de salud. También adiós al síndrome boreout, causado por el aburrimiento en el trabajo.

Por último, podrás darte cuenta de tus ganas de participar de manera activa en actividades de voluntariado al servicio de los demás, de la sociedad.

Puedes viajar tanto como quieras.

Si eres madre o padre, podrás pasar más tiempo con tus hijos.

Podrás probar esa idea de negocio que tienes, pero que aún no te has atrevido.

¡Podrás … completar la lista de tus sueños!

Todo esto da ganas, ¿no?

Entonces, para concluir, echemos un vistazo a las acciones previas necesarias para preparar tu viaje hacia la independencia financiera.

5. Para empezar

Establece tu objetivo de vida.

¿Qué vida es la que realmente quieres?

¿Quieres cambiar algo de tu situación actual? ¿Qué quieres cambiar? ¿Quieres tener más tiempo? ¿Sueñas con ir a vivir al lado del mar? ¿En el campo? ¿En una gran ciudad? …

Definir tu objetivo y saber hacia dónde te diriges te permitirá definir los medios que necesitas y las acciones que se deben hacer para lograrlo, tal y como lo haría un viajero cuando prepara su hoja de ruta.

Entonces, comienza a invertir en ti mismo. Formarte, leer, aprender sobre inmobiliaria, bolsa, blogs o emprendimiento, aumentar tu valor. De hecho, tus conocimientos, tu cerebro es una gran fortuna, los defensores de la economía del conocimiento estarán de acuerdo con eso. 🙂

Luego, actúa, aplica lo que aprendes, da el primer paso y el resto vendrá. Y continúa aprendiendo con acciones, porque esto también es una excelente formación, quizás la mejor.

Conclusión

La independencia financiera se construye a través de mecanismos que generan ingresos pasivos, lo que te permite lograr una libertad real, hacer que el dinero trabaje para ti y no al revés. Te liberará de muchas limitaciones y te permitirá disfrutar de tu tiempo a tu gusto. Cualquiera persona que se da a sí mismo los medios puede alcanzarlo. Así que, ponte manos a la obra, ve lejos, define tu proyecto y trabaja incansablemente para lograrlo y vive la libertad que deseas en unos pocos años.

¡Eso es todo, para nuestro éxito! ¡Para nuestra libertad!

Compartir15
Twittear
+1
WhatsApp
Pin1
16 Compartir