Cuando hablamos de finanzas personales, hacemos referencia a la importancia del colchón financiero. Yo misma te lo he dicho varias veces en el blog.

Pero ¿sabes qué es un colchón financiero, para qué sirve tener uno y cómo tener uno?

En este artículo voy a responder a estas preguntas de manera sencilla y para que veas que si te propones tener un fondo de emergencia lo puedes conseguir.

¿Qué es el colchón financiero?

En pocas palabras un colchón financiero, o también conocido como fondo de emergencia, es la cantidad de dinero ahorrado para hacer frente a gastos imprevistos, y de esta manera evitar deudas.

La definición es bastante clara y sencilla.

Pero ¿por qué es tan importante tener este fondo, si tú cuentas con un trabajo estable y tienes un sueldo fijo?

Si es tu caso y crees que un fondo de emergencia no te servirá para nada, déjame decirte que estás cometiendo un ERROR… Te voy a explicar algunas situaciones (por poner las más comunes) en las que tener un colchón financiero te hará llevar más fácil algunos problemas.

¿Por qué es importante tener un colchón financiero y cuándo puede ser útil?

Te voy a poner de ejemplo algunas situaciones reales que podrían sucederte a ti, o a mi, o a cualquier persona que conozcas:

  • Cuando surge un imprevisto. Los más comunes y algo costosos suelen ser: la avería del coche, un electrodoméstico que hay que reemplazar, las gafas de tu hijo que se han roto, etc. Estas son situaciones en las que al usar tu colchón financiero evitarás pedir algún préstamo rápido.
  • Cuando pierdes tu principal fuente de ingresos. La peor situación es perder tu empleo. Además si tienes a otras personas que dependen de ti, verás la importancia de estar cubierto por al menos unos meses hasta que la situación mejore. Desafortunadamente en los últimos meses, debido a la pandemia del COVID-19, muchas personas se han visto en esta situación. Otras personas también se han visto afectadas por la reducción de jornada y reducción de sueldo.
  • Para evitar deudas. Al contar con este dinero para imprevistos, como los ejemplos de arriba, no tendrás la necesidad de endeudarte con los famosos préstamos rápidos y fáciles pero que tienen tipos de interés altísimos (hay que leer la letra pequeña). Ni tampoco tendrás que recurrir a tu tarjeta de crédito.
  • Si estás buscando tu libertad financiera o quieres empezar un negocio, tener un colchón financiero es el camino hacia este objetivo.

Vale, Jimena, me has convencido, quiero tener mi colchón financiero, pero cómo empiezo…

Como empezar a crear mi colchón financiero

Si todavía no tienes tu fondo de emergencia, tranquilo, que nunca es tarde para empezar.

Vamos a ir paso a paso.

Lo primero que tienes que hacer es aprender a gestionar tu dinero. De esta forma conocerás como estás gastando mensualmente tus ingresos. Si te gusta apuntarlo todo en tu teléfono, te recomiendo usar una aplicación (en este artículo te cuento más), pero si prefieres puedes usar una libreta y un bolígrafo también nos sirve, o un archivo en Excel. Hazlo de la forma que más te guste.

Te recomiendo apuntar tus ingresos y todos tus gastos (por pequeños que sean), por lo menos un par de meses para que veas como manejas tu dinero.

Si no estás acostumbrado, te puede resultar una tarea un poco pesada al principio. Pero no te rindas, ya verás los resultados de este trabajo en la gestión de tu dinero. Después se convertirá en un hábito y ni te darás cuenta de que lo haces.

Al hacer esto, seguramente ya has localizado tus deudas. ¡Estas se llevan un buen pellizco de tu sueldo!

como ahorrar dinero

Apuntar tus ingresos y todos tus gastos te ayudará a saber que haces con tu dinero cada mes.

 

El siguiente paso, es deshacerte de las deudas, aunque sean pocas.

Este paso es algo más lento, así que paciencia. Sé que no podrás pagar todas tus deudas de la noche a la mañana, salvo que ganes la lotería 😝, pero como esto es muy poco probable que pase es mejor pensar en un plan realista.

En este artículo te doy algunos consejos para liberarte de las deudas.

En mi opinión, antes de empezar a construir tu colchón financiero es mejor que no tengas deudas porque éste debe ser independiente de tus gastos, así evitarás la tentación de utilizarlo si no es una emergencia.

Una vez que no tengas deudas que pagar, el dinero que destinabas cada mes a ello lo puedes destinar ahora a incrementar tu colchón financiero.

Muy bien, ya lo he entendido, pero ¿cuánto dinero debe tener mi colchón financiero?

¿Cuánto dinero necesitas en tu colchón financiero?

Quizás no te va a gustar mi respuesta…

La cantidad de dinero óptima de un colchón financiero depende de cada persona.

Vale, esta respuesta es muy general, así que lo mejor es que cada uno conteste a esta pregunta con una pequeña modificación:

¿Durante cuánto tiempo podré pagar mis gastos si no cuento con mi ingreso principal, con qué cantidad de dinero me sentiría tranquilo/a?

Como estás controlando tus ingresos y gastos, ahora ya conoces cual es el gasto mensual de tus necesidades básicas. Además debes pensar en tu situación personal, si hay personas a tu cargo o no, si cuentas con más de una fuente de ingresos o no.

crear un colchón financiero

Cuánto mayor sea tu colchón financiero, mayor será tu tranquilidad

Pensando en esto, considera estas dos opciones para empezar a crear tu colchón financiero.

1º Si tienes en cuenta los gastos mensuales puedes empezar tu fondo de emergencia con esta cantidad:

  • Un colchón financiero que cubra entre 3 y 6 meses de gastos.

Por ejemplo: si tus gastos mensuales son de 1.000 euros, tu colchón financiero debería ser de entre 3.000 y 6.000 euros.

Esto te daría entre 3 y 6 meses de tranquilidad si perdieras tu principal fuente de ingresos, ya que tus gastos estarían cubiertos.

También puedes tener en cuenta tu salario para calcular tu fondo:

  • Un colchón financiero equivalente a entre 3 y 6 meses de tu salario.

En este caso, por ejemplo, si tu sueldo es de 1.500 euros, tu fondo debería ser de entre 4.500 y 9.000 euros para estar tranquilo un máximo de 6 meses.

Obviamente, mientras mayor sea tu colchón financiero, mayor será tu tranquilidad, y mayor será el tiempo de tu libertad financiera.

Las opciones que te acabo de mencionar son una buena guía si no sabes cómo empezar, pero mi recomendación es que la adaptes a tu situación personal y a tus objetivos. Y siempre que puedas aumentar el fondo.

¿Dónde guardar tu fondo de emergencia?

Este dinero que con tanto esfuerzo lo has guardado no es para tenerlo en una caja de galletas en tu casa. No, porque el dinero va perdiendo valor por la inflación.

Una opción es guardarlo en una entidad bancaria. Si decides hacerlo así, te recomiendo tener en cuenta estas tres características a la hora de elegir en donde hacerlo:

  • Disponibilidad. Porque este dinero lo necesitas para hacer frente a imprevistos y siempre debes poder disponer de él.
  • Riesgo bajo. Este dinero no es para invertir, así que lo más importante es la disponibilidad por tanto elegiremos un producto bancario sin riesgo o con bajo riesgo.
  • Algo de rentabilidad. Si tenemos en cuenta las características anteriores, es posible que nos encontremos con productos sin apenas rentabilidad, pero debemos elegir alguno que tenga alguna, por pequeña que esta parezca será mejor que tener el dinero en casa.

Además, añadiría una cuarta recomendación:

  • Que no tengas que pagar comisiones. Si decides poner tu dinero en un producto bancario, yo añadiría esta característica para elegir el banco y el producto.

Consejos

Estos son algunos consejos que te ayudarán a empezar a crear tu colchón financiero:

  • Empieza cuanto antes, no esperes “el mejor momento” porque no lo hay. No esperes a la paga extra, ni al mes que tengas menos gastos,… estas son solo excusas.
  • Cada mes, primero págate a ti. Programa transferencias automáticas a tu cuenta de ahorro para que cada vez que recibas tu sueldo te pagues primero a ti.
  • Deshazte en cuanto puedas de las deudas.
  • Anota tus ingresos y gastos mensuales, de esta forma podrás distribuir tus ingresos entre gastos y ahorro. Para esto hay distintos métodos o estrategias. En este artículo te explico la regla 50/20/30.
  • Si decides usar alguna aplicación para la gestión de tu dinero, puedes programar avisos para no pasarte de tu presupuesto.
  • Busca nuevas fuentes de ingresos. Este dinero extra que ganes lo puedes destinar íntegramente a incrementar tu fondo de emergencia. En este blog encontrarás muchas ideas para ganar dinero extra. Por ejemplo, encuestas remuneradas, publicidad en el coche, cliente misterioso, apps para ganar dinero, etc.…

Conclusiones

Tener un colchón financiero es importante para cubrir algún imprevisto pero también lo es si tenemos un objetivo financiero en mente. No hay una cantidad máxima que te asegure tener el mejor fondo de emergencia, dependerá de cada persona. Obviamente mientras mayor sea, más tranquilo estarás.

Si todavía no tienes un fondo, empieza a crear el tuyo sin excusas, aprende a distribuir tu dinero y busca nuevas formas de ingresos que te ayudarán a incrementar tu ahorro y/o pagar tus deudas más rápidamente.

Y tú, ¿tienes un colchón financiero? ¿cuándo empezaste a crearlo? Si aún no lo tienes, ¿cuándo vas a empezar?

Fotos: Pixabay

5 Compartir
Compartir3
Twittear
Pin2